Marc ya es una estrella

Los derechos de Marc Gasol viajaron de los Lakers a los Grizzlies en 2008 como parte de la operación de trasvase que llevó a Pau a L.A. Parecía relleno de un paquete con el que los angelinos habían trasquilado a los de Tennessee. En 2012 jugó su primer All Star, como casi todos los nuevos con cierto aire de visitante alucinado. Un año después fue el Mejor Defensor de la NBA y hubo quien aseguró que le había tocado la lotería de poner cara a un premio colectivo a la defensa de los Grizzlies.

Todo eso ha quedado atrás. El Madison escenificó la inclusión definitiva de Marc Gasol en el panteón de grandes estrellas de la NBA. Relajado y en plena madurez, a meses de firmar un contrato que se irá casi con toda seguridad por encima de los 100 millones de dólares. Hasta hace no tanto era un jugador de entrenadores y analistas, de estudiosos. Ahora ha sido titular del All Star porque recibió más votos del público que los más mediáticos Howard o Cousins: ya es una estrella.