De Luongo al jeque Al Sabah

AzIz Mashaan jugó varios años en la República Checa, es junto a Faisal Zayed el jugador más importante de Kuwait y ayer jugó en punta. Le adelantó la posición el técnico tunecino Nail Maaloul, recién llegado al cargo tras el terremoto que supuso el 0-5 ante Omán en la reciente Copa del Golfo. Aquello significó la marcha del brasileño Jorvan Vieira, cuyo milagro al ganar la Copa de Asia de 2007 con Irak no ha tenido continuidad. Con técnico nuevo, no era fácil presagiar el estilo que adoptarían los kuwaitíes. Cazaron una jugada a balón parado con el central Hussain Fadhel, se metieron atrás y sólo salieron cuando ya los australianos le habían dado la vuelta. Fue un tramo final de partido loco, con los kuwaitíes exigiendo al fenomenal portero que es Matt Ryan y con Yousseff frenando la gran goleada australiana. De Australia tiempo habrá para analizar, pero Postecoglou acertó con Luongo al lado de Jedinak y hubo tiempo para ver juntos a Juric y Burns en punta como atisbo de lo que viene tras el gran Tim Cahill. Luongo fue el gran ganador de este partido inaugural, con gol y asistencia tras entrar a última hora.

Perdió Kuwait y perdió bien, y parece impensable que repita éxitos como aquella Copa de Asia en 1980 con los dos goles en la final a Corea del Sur de Faisal Al Dakheel. A aquella selección kuwaití la dirigía Carlos Alberto Parreira, que enlazó título continental con clasificación para el Mundial 82. Hasta España llegaron con Al Dakheel como estrella, y de España se fueron con el recordado incidente de Zorrilla cuando el jeque Fahad Al Ahmed Al Jaber Al Sabah bajó al campo y obligó a anular un gol a los franceses ante el anuncio de retirada del equipo. Fundador del comité olímpico kuwaití, pasó a formar parte de la historia de las Copas del mundo. Años más tarde sería asesinado por el ejército iraquí en la invasión de Kuwait en 1990. Decidió quedarse en palacio, fue tiroteado y su cuerpo fue expuesto en un tanque iraquí. Siempre que juega Kuwait un partido internacional el recuerdo de aquel jeque estará presente.