Alonso y la teoría de los puntos suspensivos

Alonso y la teoría de los puntos suspensivos

Uno de los misterios del lenguaje son los puntos suspensivos. ¿Alguien sabe realmente qué quieren decir? ¿Qué significan? Puede ser algo bueno, suele, en ocasiones no tanto, incluso puede aludir a algo hecho, pero normalmente acarician el futuro, hablan de lo que puede ser, de lo que podría llegar a pasar. Fernando Alonso es un hombre con un talento descomunal para ir deprisa en un coche de competición, ese es su gran don, pero después de muchos viajes, señales y signos he descubierto otros, por ejemplo el de querer decir sin decir nada, el de utilizar los puntos suspensivos. Lo hace con frecuencia, es un tipo para listos, a veces los aludidos ni siquiera lo comprenden, suele ocurrir. Los puntos suspensivos se han hecho amigos de Alonso con el tiempo, y los utiliza con frecuencia en el asunto de su futuro, en rojo, plata, azul o gris.

La última vez que Alonso dijo claramente que seguiría en Ferrari fue en la entrevista que concedió a este medio de comunicación en abril durante la celebración del GP de Bahrain. Allí tuve la oportunidad de preguntarle. Así fue la conversación: ‘¿Existe alguna posibilidad de que no continúe en Ferrari el próximo año? "No, creo que no". Ese creo... "No, ninguna”. Claro. Contundente. Después han llegado otras frases. Por ejemplo, utilizando expresiones como ‘de momento’ o ‘no es mi intención’ Y es verdad. Mentir no miente. De momento no quiere dejar Ferrari, su intención es ganar con el equipo más legendario de la parrilla, al menos un título. Pero… Y ahí llegan los puntos suspensivos. En la F-1 actual lo más lógico es que los equipos más potentes continúen con los pilotos actuales, pero… ¿Y si Hamilton no gana el título y se harta de Rosberg, Wolff y compañía? ¿Y si Vettel al fin descubre que su puesto ya lo ha ocupado Ricciardo y decide cambiar ya tetracampeón? ¿Y si ese motor Honda que es un incógnita se vuelve certeza? ¿Y si en Ferrari…? Porque Mercedes, Red Bull y McLaren estaría felices de tener a Alonso, saben que es un campeón, el mejor piloto del momento, todos los saben, todos lo reconocen. Alonso quiere ganar con Ferrari, pero a la vez debe estar muy cansado de su equipo, en la Scuderia saben que Fernando es un seguro de vida, pero a la vez el piloto que ha desnudado sus vergüenzas. Ambos se necesitan. Ambos se quieren. De momento. Esa es su intención. Ya saben… ¿quién sabe lo que significan? Algo bueno...

Comentarios

Comentarios no disponibles