A veces frivolizamos con los jugadores. Nos quedamos cortos

A veces frivolizamos con los jugadores. Nos quedamos cortos

Una realidad paralela. Muchas veces se frivoliza sobre la actitud de los futbolistas, que parece que no se enteran de nada de lo que pasa a su alrededor. Sin querer generalizar y visto como han ido las últimas semanas en Can Barça, lo más probable es que se frivolice poco.

Neymar, en racha.El más destacado de todos los que van a su bola totalmente ajeno al incendio que hay declarado a su alrededor es Neymar jr quien desde su cuenta de Twitter (@Neymarjr) o la de Instagram consigue enviar unos mensajes que al principio hacían gracia pero que a medida que se enfanga su fichaje cada vez sientan peor entre la afición.

El don de la oportunidad. Que el chico vive pendiente de las Redes es un hecho, y que no le adorna el don de la oportunidad, también. El mensaje que colgó mientras Rosell presentaba su dimisión (“Gracias a Dios por otro día de alegría”) digamos que no fue un prodigio del protocolo más básico. Se superó hace dos días al colgar unas fotos con el agente Wagner Ribeiro jugando a los naipes sin camiseta. Mientras, en otra parte de la ciudad, la junta trataba de explicar sin demasiado éxito porque habían pagado 13,5 millones más a Hacienda, pero que la operación de su fichaje seguía siendo acrisolada.

‘Tabletas’ contra el 3-1. Después de perder contra la Real, a Neymar no se le ocurrió otra que posar junto a Alves y Adriano (otros que tal bailan) para enseñar las tabletas de los abdominales. Por lo menos pudimos ver a Alves sin esos modelos que a veces luce y a Adriano sin el coche con el que se fue a derrapar a la nieve tras el desastre de San Sebastián.

El que faltaba. Y por si eran pocos, Song, otro que debería taparse, se ha aficionado a posar en internet. El martes colgaba una foto con una camiseta en la que podía leerse ‘I am not Perfect”. Lo dicho, frivolizamos poco.

Comentarios

Comentarios no disponibles