Competición
  • Clasificación Eurocopa

¿Dónde están los hackers cuándo de verdad se les necesita?

¿Dónde están los hackers cuándo de verdad se les necesita?

Miren al campo. Se está instalando entre el seguidor del Barça la sensación de que para vivir tranquilo únicamente debe de fijarse en lo que pasa en el terreno de juego y una vez acabado el partido, desconectar del mundo hasta el siguiente encuentro. Los deportistas no les fallan, pero la trastienda es descorazonadora. Justo en la semana en la que desde el Camp Nou se alardeaba con merecido orgullo de ser la entidad deportiva más seguida del mundo en las Redes Sociales (100 millones de usuarios sumando diferentes plataformas) es aquella en la que hubieran preferido poner un poco de sordina a todo lo que no afecta a la competición y no ser tan globales.

Ataque sirio. El martes, la Syrian Electronic Army (SEA), un grupo de hackers sirios favorables al régimen de Bashar Al Assad pirateó durante el partido de Champions League ante el Manchester City tres cuentas de Twitter del club (en catalán, castellano e inglés) para enviar dos mensajes. En el primero mandaban un cordial saludo a @RealMadrid y luego pedían: “Querida dirección del FC Barcelona, no dejéis que os financie el dinero catarí, está manchado de sangre y muerte”. Ambos mensajes estuvieron 20 minutos colgados en la red.

Precio de la fama. El SEA se ha convertido desde el año 2011 en una pesadilla para las grandes corporaciones mundiales. Han hackeado sitios webs como el del Financial Times, France Presse, CBS o Al Jazzera. Su gran ‘gol’ fue intervenir el Twitter de la agencia AP anunciando que Obama había sido herido en un atentado en la Casa Blanca. Wall Street sufrió una breve, pero notable sacudida. Es decir, sólo atacan a los importantes, pero hay días que es mejor pasar desapercibido. A Oprah Winfrey también le pasó y si se atreven con ella y siguen en activo es que son buenos. Se ve que Oprah enfadada deja a Diego Costa a la altura de Minnie Mouse.

Cuestión de imagen. Después del SEA llegó la Audiencia con el caso Neymar y el Barça trató de limpiar la mancha con un comunicado por Twitter, mar y aire en el que mostraba su total convencimiento de que no habían hecho nada mal y que se ponían a disposición de la justicia mientras Neymar aseguraba en Instagram estar “harto de tanta mierda”. ¿Dónde estaba el SEA cuando se le necesitaba?

Comentarios

Comentarios no disponibles