Héctor fue lo único reseñable

Héctor fue lo único reseñable

La suerte de los campeones se ha asentado en el Calderón. La clase C del Cholo dejó muchas dudas en la oportunidad que tuvo en Copa, y en especial, Leo Baptistao, quien hizo méritos para que en el mercado invernal le busquen una cesión y se vuelva a motivar. El Rayo le espera con los brazos abiertos. El Sant Andreu no mereció la derrota de manera tan dolorosa. Lo mejor para el equipo colchonero fue la aparición del chaval Héctor. Salió, logró el tanto del empate y demostró que en la cantera atlética lo del nueve desde los tiempos de Fernando Torres es una habilidad especial. Aunque es fichaje de este año procedente del Las Palmas, ya está demostrando en las categorías inferiores que tiene una habilidad innata en el área.

El otro dato a valorar es que ya van doce partidos oficiales esta temporada ganando en el Vicente Calderón, un campo que amedrenta a los rivales. La Copa sigue siendo este año el tercer título en prioridades para la plantilla. Pero hubo jugadores, como Manquillo, Óliver, Guilavogui, Baptistao, Adrián e Insua que perdieron una oportunidad única para pegar un puñetazo encima de la mesa y decirle a su entrenador que piden paso en el once titular. No se dieron cuenta que para el Cholo no hay partidos de trámite. Siempre quiere la máxima tensión y alguno ayer suspendió el examen. Ahora hay que ganar al Levante para acabar el año con triunfo y tomarse las uvas en lo alto de la clasificación.

Comentarios

Comentarios no disponibles