Creyó que él era el Depor

Creyó que él era el Depor

Un gran gestor; la persona que llevó al Depor al borde de la desaparición. Negociador nato; paradigma del nepotismo. Ganador de una Liga, dos Copas y mil gestas Champions; dos descensos a Segunda en tres años. Pueden parecer dos personas, pero son la misma: Augusto César Lendoiro. Son dos etapas en sus 25 años al frente del Depor, de éxito hasta 2005 y de caída libre desde entonces. Su orgullo le ha llevado al borde del abismo al llegar a creer que él era el Deportivo y no un presidente más en los 107 años de historia del club.

Se va como vivió, al límite. Apurando las negociaciones hasta el último segundo. Incapaz de reconocer un error. Más preocupado de evitar la ley y de su bolsillo que del Depor. El futuro de un club que deja arruinado dictará el suyo. Si sobrevive, con el tiempo será el gran presidente de títulos y cracks; pero si desaparece, también será su obra.

Comentarios

Comentarios no disponibles