Los equipos deben responder a Pirelli… si pueden

Los equipos deben responder a Pirelli… si pueden

Antes de someterse a la comparecencia ante la FIA, Pirelli ha hablado muy clarito sobre el desastre de sus neumáticos en el GP de Gran Bretaña (principalmente, porque el asunto colea desde hace ya tanto tiempo que empieza a aburrir, creo yo). Han analizado lo ocurrido en Silverstone y su conclusión principal señala a un mal uso de los compuestos por parte de los equipos como responsable de los reventones que allí se vivieron y que pudieron costar un disgusto a algún piloto. Es decir, echan balones fuera y mantienen que sus productos son absolutamente seguros siempre que se usen bajo las especificaciones que ellos indican, sin modificar su posición, presión o inclinación.

Carezco de información y conocimientos, obviamente, para valorar la veracidad de tal afirmación. Pero las escuderías sí que saben (o debieran) de lo que está hablando Pirelli, entre otras cosas porque las señala directamente, y están en la obligación de aclarar tales circunstancias. Si las explosiones de ruedas fueron culpa suya, por todo lo que argumenta el proveedor del campeonato, que asuman su responsabilidad y se comprometan a no repetir esas peligrosas prácticas; en caso contrario, que devuelvan el balón envenenado a su propietario y aclaren las causas de semejante despropósito. El deporte, los aficionados y, ante todo, los pilotos lo merecen. Es mucho lo que está en juego como para andarse con medias tintas…

Comentarios

Comentarios no disponibles