Estás leyendo

El mejor y el más inteligente

El mejor y el más inteligente

La victoria de Perico Delgado en el Tour 1988 fue muy importante para el ciclismo español. Bahamontes ganó en 1959 y Ocaña en 1973, pero a partir de entonces pasamos unos años en que no hubo buen relevo generacional y siempre pasábamos desapercibidos en el Tour. Con Arroyo y Delgado volvimos a ser protagonistas y finalmente Perico culminó con una victoria que venía rondando, pues ya el año pasado estuvo a punto de conseguirlo frente al irlandés Roche. Tras aquella victoria el ciclismo español pocas veces ha faltado en el podio de París. Y fue Delgado quien abrió la lata.

Yo viví aquel Tour como director del Teka y puedo asegurar que fue una victoria bien merecida. No estaba Fignon, ni Lemond y Perico era sin duda el mejor de aquella carrera y además, el más inteligente. Fue ganando tiempo sobre sus rivales en las llegadas en alto y sentenció venciendo una dura contrarreloj en los Alpes. Fue una carrera muy bonita, que pudo quedar empañada cuando a Delgado le detectaron aquel enmascarante en un control. Hubiera sido injusto que le descalificaran, pues el producto no está en la lista prohibida de la UCI.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar