Un fichaje que va para largo...

Un fichaje que va para largo...

Lo comentaba Álvaro de la Rosa en la redacción: "¿Cómo puede ser que el mejor jugador de la Premier no participe en la Liga de Campeones?". ¿Se imaginan a Cristiano o Messi, a Goetze o Ribery, a Ibrahimovich o Pirlo fuera de la competición de clubes más importante del mundo? Pero le quedan tres años de contrato y nadie tiene prisa, ni para un contrato ni para una venta. Así que, de momento, parece que se queda. Pero es pronto para hablar en términos absolutos. Recuerden estos datos cuando piensen en Gareth Bale: 1) No forzará su salida. 2) El Tottenham inaugura un estadio nuevo en un par de temporadas y quiere que sea su líder. 3) El club inglés pedirá de 60 millones para arriba.

Cuando se reúna el club con el futbolista, y ocurrirá pronto, se pondrán las cartas sobre la mesa. "¿Os queréis ir?", dirá el presidente Levy. "Traed 60 millones de libras". "¿De verdad quiere que se quede sin jugar la Champions un futbolista como Bale?", dirán sus representantes. O sea, uno sale con el caballo, y el otro adelantando un peón. Va para largo. ¿Y el futbolista? No quiere moverse ni un centímetro de la imagen que vende, de buen chico, y, por cierto, lo es. Hará lo que diga su gente y éstos, que conocen de primera mano el interés del Madrid, se lo están tomando con calma.

Comentarios

Comentarios no disponibles