La portería mágica del fondo norte

La portería mágica del fondo norte

Cada uno es hijo de sus circunstancias y las mías fueron ser hijo del presidente que llevó al Pontevedra a Primera. Aquella campaña 62-63 tenía 14 años y gocé del privilegio de ver todos los partidos y vibrar con el triunfo ante el Español en Sarriá que dejaba en bandeja el ascenso. Sólo hacía falta un punto en las dos últimas jornadas pero sudamos hasta que Ceresuela coló el balón por la escuadra cuando el partido contra el Celta agonizaba. Conversando con Rafael Ceresuela caímos en la cuenta de que los grandes goles del Pontevedra fueron en el fondo norte. Allí marcó Cere el gol que hoy cumple medio siglo. Ese ajo sobre el que se sentó al atarse la bota antes de chutar a gol dejó bendecido aquel arco. Ahí logró el propio Cere el gol del triunfo en la primera visita del Madrid a Pasarón, y Odriozola batir al Atlético para lograr el liderato en 1965. Hasta los dos últimos ascensos a Segunda se fraguaron en esa portería.

Hoy los integrantes de aquel mítico equipo volverán a sentir las emociones de una época muy lejana pero que todos los pontevedreses y aficionados al futbol en general recuerdan con cariño. Y Ceresuela volverá a perfilar su costado derecho hacia la portería del fondo norte para hacer el saque de honor. Seguro que antes de chutar mirará a la banda en busca de un ajo como el que hace hoy medio siglo cambió la historia de nuestro club.

Domínguez es hijo del presidente que subió al Pontevedra a Primera.

Comentarios

Comentarios no disponibles