Temas del día

Gareth Bale ilusiona al madridismo

Gareth Bale ilusiona al madridismo

El momento decisivo. Se acerca el final de temporada. Llega el momento decisivo en todas las competiciones. Es la hora de planificar el futuro. El Real Madrid está trabajando desde hace tiempo en un fichaje ilusionante, en un jugador que enamore al Bernabéu. Lo primero que hay que hacer es renovar a Cristiano Ronaldo, sin duda el auténtico líder de este equipo. Su implicación, su calidad indiscutible, su efectividad, su valentía dando la cara en los peores momentos y una actitud más solidaria y amable en los últimos meses le han hecho más querido si cabe por la afición. En mayo empezarán las conversaciones para su renovación. En el club consideran que no habrá ningún problema. El proyecto de futuro del Madrid siempre pasa por Cristiano.

Agüero, el fichaje pendiente. El caso de Higuaín y Benzema es algo distinto. Su futuro está por decidir. Su temporada no ha sido buena. Habrá que ver qué ocurre de aquí al final. En el mercado no hay grandes estrellas mediáticas. Los mejores del mundo están en nuestra Liga. Falcao era el objetivo número uno del Madrid hace algunos meses. La imposibilidad de poder negociar con el Atlético hace inviable la operación. Agüero es la gran asignatura pendiente. Se truncó su fichaje hace dos temporadas. El futbolista sueña con vestir de blanco. Así se lo hace saber repetidamente a los máximos mandatarios del Real Madrid. La buena relación de Florentino con los dueños del Manchester City ayudarían a su traspaso, cifrado en unos cuarenta millones de euros.

Zidane pide a Bale. La otra opción que el Madrid viene barajando desde hace algún tiempo es la de Gareth Bale. El futbolista gusta mucho en el club. Cuando Cristiano planteó su marcha muchos fueron los que apostaron por el británico para sustituirle. Pero, asumiendo que el portugués se queda, ¿hace falta Bale? Esa es la gran pregunta. El pasado jueves analizamos su polivalencia en Punto Pelota. Es un jugador capaz de adaptarse a diferentes posiciones, como por ejemplo Di María, fantástico futbolista pero que en ocasiones muestra síntomas de agotamiento. Zidane ha apostado por Bale de manera pública y eso ha ayudado colocarle de nuevo en el foco. El madridismo cree más en este futbolista que en el Kun Agüero. La última recomendación del francés no fue mala. Varane fue una apuesta personal suya en la que pocos creían. Costó diez millones de euros y puede convertirse en uno de los mejores defensas de Europa en poco tiempo. Su cláusula es, ojo, de doscientos millones de euros. Blindaje total. Zidane acertó con Varane. Pues, habrá que hacerle caso con el británico... Aunque negociar con el Tottenham por Bale no será fácil. Su máximo mandatario lo va ofreciendo por toda Europa y la cifra del traspaso no bajaría nunca de los sesenta millones de euros. Veremos. La única realidad es que Bale está de nuevo en la agenda blanca, en la primera página de esa agenda... Y Punto Pelota.