Iker y Mou, relación de amistad

Iker y Mou, relación de amistad

Casillas es el guardián del calabozo (el portero), un capitán con galones y uno de los mejores apoyos de Mourinho en el vestuario. La imagen de la parte inferior de la página no admite dobles lecturas. Aconteció ayer en Valdebebas. El abrazo de ambos destila sinceridad en grado superlativo. Casillas sonríe a mandíbula batiente, como si el portugués fuese un amigo del alma al que no veía desde hace años. Las dos manos, con los guantes bien ajustados, se abrazan a Mou con firmeza. Mourinho corresponde con idéntica intensidad. No está abrazando a su capitán, sino a un amigo que le ha arropado durante estos meses en los frentes abiertos por el técnico.

Me consta que no es una pose interesada. En ese vestuario existe una unidad en torno al entrenador que no se respiraba desde hacía muchos años. Te lo dicen desde el más galáctico de la plantilla (Cristiano) hasta el último utilero. Por cierto, muchos de ellos enviaron anoche mensajes de felicitación a Raúl. Eterno. Héroe imperecedero. El madridismo sueña con tener dos equipos en cuartos...