Una cantera campeona del mundo

Una cantera campeona del mundo

El 15 de mayo de 2002 Del Bosque y Casillas se encumbraron para los restos siendo dos de los héroes de Glasgow. Ambos son el exponente máximo de la grandeza de la histórica cantera del Madrid. Los dos aprendieron a crecer entre la gente de poca fe que se atrevía a dudar de ellos. El portero fue suplente esa noche y vio pasar cerca de él el fantasma de Buffon, mientras que el Sabio de Salamanca tuvo que hacer las maletas un año después pese a haber demostrado ser el mejor entrenador español de todos los tiempos. Quiero decir con esto que el Madrid tiene ahora una oportunidad magnífica para poner en un espejo estos dos ejemplos y potenciar desde ya el apoyo incondicional a la cantera de Valdebebas.

Si de La Fábrica han salido dos campeones del mundo conviene mimar más que nunca ese semillero al que me consta que Mourinho va a tener en sus oraciones. Cuando se confesó con AS antes de firmar con el Madrid, reveló que uno de sus deseos era hacer triunfar esta temporada a un canterano. Desde el trabajo y la humildad que está imprimiendo el portugués en sus primeras sesiones de Valdebebas los chicos de la cantera pueden entender cuál es el camino. Del Bosque y Casillas lo descubrieron hace mucho tiempo.