LaLiga Santander
LaLiga 1,2,3
Premier League
Serie A
Bundesliga
Liga Argentina
Liga Portuguesa
Euroliga
Darussafaka DAR

-

Fenerbahce FNB

-

Zalgiris ZAL

-

Buducnost Voli BUD

-

Panathinaikos PAN

-

Khimki Moscú KHI

-

Copa Libertadores
Liga Holandesa
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Heracles Heracles HCL

-

Liga Belga
Gent Gent GNT

-

Standard Standard SDL

-

Liga Rumana
ACS Sepsi ACS Sepsi SEP

-

Viitorul Viitorul VTR

-

Liga Turca
Caykur Rizespor Caykur Rizespor RIZ

-

Yeni Malatyaspor Yeni Malatyaspor YEN

-

Göztepe Göztepe GÖZ

-

Trabzonspor Trabzonspor TBZ

-

NBA
Golden State Warriors GSW

-

Sacramento Kings SAC

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Houston Rockets HOU

-

FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

106

Miami Heat MIA

102

FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

111

Phoenix Suns PHX

98

FINALIZADO
Brooklyn Nets BKN

99

Portland Trail Blazers POR

113

FINALIZADO
Milwaukee Bucks MIL

98

Boston Celtics BOS

97

Liga Chilena
Clasificación Mundial - Europa
Turquía TUR

-

Eslovenia ESL

-

Ucrania UCR

-

Montenegro MON

-

Croacia CRO

-

Polonia POL

-

Holanda HOL

-

Lituania LIT

-

Italia ITA

-

Hungría HUN

-

La mayor potencia deportiva

La mayor potencia deportiva

Inevitable hablar de fútbol en este día en el que, además, por no haber actualidad polideportiva no hay ni Tour. De ese fútbol que de patito feo de nuestro deporte se ha convertido en locomotora de alta velocidad. De ese fútbol por el que Nadal y Gasol no dudan en viajar a Sudáfrica y Contador, en ponerse La Roja. La colección de títulos mundiales ya está casi completa y nos convierte en la mayor potencia deportiva. España es la vigente campeona mundial de fútbol y baloncesto. Nadal es el mejor tenista del mundo y España es la vigente campeona de la Copa Davis. El Tour proclama al mejor ciclista del mundo y Contador es su vigente ganador. En motos tenemos a Lorenzo, que va para campeón.

Ser los mejores en los deportes más populares nos concede una notoriedad extraordinaria. Fútbol, baloncesto, tenis, motos, ciclismo... No hay país que dé más. Todo comenzó en 1992, en los Juegos de Barcelona, cuando las 22 medallas nos quitaron los complejos. Con dedicación y medios podíamos competir contra cualquiera. Comenzamos a ganar títulos con ese efecto dominó que contagia el optimismo, el afán de superación y la motivación. Cuando uno ve ganar al de al lado no se quiere sentir inferior y da el uno por mil. No sé qué efectos habrá tenido en el fútbol haber sido campeones de casi todo, pero si ha tenido alguno, gracias al waterpolo, al fútbol sala, al balonmano... a todos aquellos deportes que nos hicieron ir creciendo.