Temas del día

Alonso sería la solución a todos los problemas de Ferrari

Alonso sería la solución a todos los problemas de Ferrari

La carambola sería de las de campeón del mundo de billar. Pero precisamente lo prodigioso de la concatenación de acontecimientos es que son posibles, que nos parecen increíbles y, sin embargo, en ocasiones se producen. Lo que es indiscutible es que Ferrari está haciendo todas las gestiones que tiene en su mano para intentar adelantar el fichaje de Fernando Alonso al GP de Italia, con un triple objetivo: se quitarían de encima el marrón de buscar un sustituto a Badoer, contarían con un piloto absolutamente competitivo y adelantarían unos meses el proceso de adaptación del asturiano al coche y al equipo de cara a 2010. La jugada sería perfecta... tanto como compleja, eso también es innegable. Muchos serían los intereses a conciliar para conseguirlo, pero que exista la posibilidad es, en sí mismo, una invitación a soñar.

El principal escollo que le encuentro a la operación es la asfixiante coyuntura económica que nos está tocando vivir. Porque en otras circunstancias, estoy seguro de que todo se podría arreglar a golpe de talonario. Si a Flavio Briatore le llegan con un saco de dinero para precipitar la salida de su estrella, se lo pensaba fijo. Tampoco tiene ya mucho que ganar, sabe que Alonso está fuera del equipo, podría fichar a otro piloto y sanear un poco sus arcas. Pero, claro, tal posibilidad parece ahora poco accesible para cualquiera de las economías de los implicados en el asunto... o quizá no tanto. Porque, digo yo, si Marlboro estaba dispuesta a poner un pastón para que Schumacher volviera a correr, ¿no podría hacer lo mismo por tener al mejor piloto del momento?