El gusto por el fútbol y la calidad

El gusto por el fútbol y la calidad

Si alguna conclusión se puede sacar de la caótica cobertura televisiva de la Liga durante la pasada temporada es que la veteranía es un grado. Se vieron partidos en canales diversos y en horarios coincidentes, pero entre ese batiburrillo de señales siempre resultó muy sencillo distinguir el toque de Digital +. Por la calidad, por la realizaci por el respeto al fútbol, en definitiva. Aquella orgía del fútbol gratis nos permitió comparar estilos y nos llevó a suspirar por los tiempos pasados, cuando existía un orden y un horario, cuando cada partido y cada equipo eran tratados con la misma consideración. Ya no hay que suspirar más. La paz del fútbol ha restablecido la sensatez y Digital + nos devuelve la calidad. Y lo hará, además, con una oferta magnífica que por 15 euros nos entrega cada mes el mejor fútbol al precio de un menú. De un buen menú, además: con comentaristas de prestigio, sin estridencias ni fuegos artificiales y con un reloj y un marcador colocados en una esquina. Porque lo sencillo suele ser lo más elegante y el clasicismo del fútbol, en directo o en televisión, sólo admite las innovaciones que ni lo alteran ni se burlan. La experiencia enseña eso.

Ampliaré mi abono con Canal + Liga porque me gusta el fútbol, sí, pero también porque me gusta la calidad. Supongo que uno se hace gourmet con el paso de los años y el deporte de Digital + me ha educado el paladar. La NBA, el tenis y, por supuesto, el fútbol (profesional o alevín) se hacen raros en otro sitio y se hacen mejor aquí. Tan sencillo y tan elegante.