Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

Natación 21; atletismo, 6

Natación 21; atletismo, 6

Hoy finalizan los Juegos Mediterráneos y acabamos como siempre: terceros detrás de Italia y Francia. Me resisto a creer que esa sea nuestra posición real, después del colosal avance de nuestro deporte tras los Juegos de Barcelona 92 y el impulso que ha vuelto a coger en los últimos años, pero como llevamos en esa tercera posición medio siglo, pues habrá que admitirlo. A estos Juegos no suelen acudir los números uno y el peso de las medallas recae entonces mayoritariamente sobre los deportistas de los escalones inferiores; ahí sí es donde Italia y Francia nos pueden ganar, y de hecho lo hacen, en esas selecciones B. Esta vez hasta nos han arrasado y si no es por nuestros nadadores hubiéramos estado luchando con Turquía y Grecia.

Afortunadamente bajo la presidencia de Carpena nuestra natación se ha pacificado y comienza a verse el final del túnel. Récords del mundo al margen, que todo el mundo al fin y al cabo acaba compitiendo con los bañadores de la polémica, la actuación del equipo de natación en los Juegos ha sido extraordinaria: siete oros, siete platas y siete bronces. Esta vez invirtió su valor con el atletismo, que se despide con cuatro oros, una plata y un bronce. La proximidad de los Mundiales de natación aconsejó al equipo acudir a los Juegos en bloque y en buen estado de forma. Y ahí está ese saco de medallas, vaticinio de que en los Mundiales esta vez nadie se va a ahogar, porque la preparación ha sido realmente buena.