Euroliga
Darussafaka DAR

-

Milan MIL

-

Olympiacos OLY

-

Fenerbahce FNB

-

NBA
Boston Celtics BOS

-

Chicago Bulls CHI

-

Toronto Raptors TOR

-

Detroit Pistons DET

-

Brooklyn Nets BKN

-

Miami Heat MIA

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Milwaukee Bucks MIL

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

New York Knicks NYK

-

Dallas Mavericks DAL

-

Utah Jazz UTA

-

Phoenix Suns PHX

-

San Antonio Spurs SAS

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Portland Trail Blazers POR

-

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

119

Cleveland Cavaliers CLE

95

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

111

Philadelphia 76ers PHI

106

El Villarato no respeta ni a los niños

El Villarato no respeta ni a los niños

Lo que le está pasando al Real Madrid Castilla (en las dos primeras palabras radica el problema, dado que a Sánchez Arminio y sus acólitos les salen sarpullidos al pronunciarlas) no tiene nombre. El ensañamiento de los árbitros con el filial blanco es digno de la apertura de una investigación. No es casual todo lo que está pasando y lo afirmo con rotundidad. No quieren que el Castilla regrese a Segunda. ¡Basta ya! Es el grito sentido y enrabietado que sale de los despachos del Bernabéu y de la fiel afición que en número pequeño pero ruidoso acude al Alfredo Di Stéfano cada quince días.

El arbitraje con el Leganés debería ser reproducido en horario de prime-time en las televisiones para que toda España extirpe para siempre el tópico demagogo de las presuntas ayudas que recibe el Madrid. Al Castilla lo están esquilmando de manera rastrera, con luz, taquígrafos y nocturnidad, como fue el caso del partido con el 'Lega'. Los chicos de Lopetegui sobrevivieron a una caza miserable de un tipo convencido de que ensañándose así con el Madrid le será más fácil llegar a la élite. Que me expliquen cómo puede llevar 18 rojas un equipo plagado en su mayoría de críos escasos de trapío combativo. Semejante número de expulsiones no sufrió ni el Sevilla guerrero de Caparrós.

En la primera parte ante los pepineros el Castilla ganaba 3-0, jugó como los ángeles y sólo hizo cuatro faltitas. ¡Pues el tal Ramos Rodríguez le castigó con tres tarjetas amarillas! Tras el descanso, desesperado por el marcador, se inventó un penalti y dos expulsiones que sólo existían en su mente calenturienta y fóbica hacia el filial madridista. Y Lopetegui a la calle, faltaría más. El compañero Gaspar Rosety es el enlace del Madrid con la Federación y me consta la buena relación que tiene con Villar y los árbitros. Que frene este linchamiento o renuncie al cargo