Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Monbus Obradoiro OBR

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Valencia Basket VAL

-

Movistar Estudiantes EST

-

Premier League
Liga Holandesa
FC Emmen FC Emmen EMM

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

PSV PSV PSV

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ajax Ajax AA

-

Heracles Heracles HCL

-

Utrecht Utrecht UTR

-

Carreras al estilo americano

Carreras al estilo americano

El estilo de vida americano nos parece tan cercano, supongo, por sus películas... Tranquilos, no les voy a hablar de cine, eso se lo dejo a mis compañeros Juanma Trueba e Iñako Díaz-Guerra, cinéfilos de categoría contrastada (yo me quedé en 'Rambo'). Tan sólo hago esta referencia porque hasta sus carreras de coches nos resultan tremendamente familiares, aunque no sepamos muy bien en qué consisten. Nombres como los de Indianápolis o Daytona son fácilmente identificables por los aficionados al motor y por los que no lo son. Desde anoche se disputan, por ejemplo, las 24 Horas de Daytona y a la mayoría nos llama la atención el asunto... pese a que algunos no sepan si compiten coches de la Indy, de la NASCAR o de Le Mans. El caso es que nos suena a importante, a prestigioso y a desafío de los buenos.

Ciertamente lo es porque allí se congregan algunos de los mejores especialistas en pruebas de resistencia de uno y otro lado del Atlántico. Entre ellos, un madrileño que iba para campeón del mundo de Fórmula 1 pero que se quedó en el camino. No, no exagero. Antonio García era un diamante en bruto que, sencillamente, no estuvo en el momento y el lugar adecuados. Creo que el mismísimo Fernando Alonso no me rebatiría esta teoría... El caso es que Antoñito se gana ahora la vida como profesional del pilotaje y está en Daytona para intentar ganar, nada menos. Y ojalá que lo consiga, porque sería bonito que un español tuviera en su palmarés estas míticas 24 Horas... aunque, insisto, quizá no tengamos muy claro para qué sirve.