Masacre arbitral al Decano

Masacre arbitral al Decano

El Recreativo es uno de los equipos que peor suerte está teniendo con los arbitrajes. Me repatea ese rollo demagógico de que los árbitros son muy "justos porque se equivocan con todos por igual. Unas veces te dan y otras te quitan..." ¡Pues entonces son dos veces malos! La lloriqueante campañita emprendida por el madridismo de ultratumba (que no por el Real Madrid, mucho más señor que todo eso) es una pantomima si analizamos la masacre que los, otrora, jueces de negro realizan con el Decano. Las cuentas indican que en lo que llevamos de temporada, el equipo que ahora entrena Lucas Alcaraz ha dejado de sumar cinco puntos. Ahora con siete frisa el descenso. Con 12 andaría coqueteando con los puestos de UEFA. ¿Hay o no hay diferencia?

Siendo mal pensados, debería ser mosqueante que el equipo onubense se quede fuera de la votación para elegir al nuevo presidente de la Federación Española de Fútbol (es evidente que el Recre no pensaba renovar cuatro años más de rancio villarato). Pero es que miras para atrás y te indignas. En el último año, tan sólo un penalti a favor y muchos ignorados (el último sin ir más lejos en el Sánchez Pizjuán. Una expulsión contra el Getafe (Belenguer de rositas), dos menos en Almería (dolorosa derrota final), funestos recuerdos de Iturralde González y Teixeira Vitienes... pero contra viento y marea, este pujante, generoso y orgulloso Recreativo seguirá adelante sin doblar la rodilla, con la misma solvencia que le ha mantenido tres temporadas en Primera.