Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga 1,2,3
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Euroliga
  • Liga Holandesa
  • Liga Belga
  • Liga Rumana
  • Liga Turca
  • NBA
  • Liga Chilena
  • Masters 1000 Montecarlo
  • Copa Argentina
LaLiga Santander
LaLiga 1,2,3
Ligue 1
Lyon Lyon LYO

-

Angers Angers ANG

-

Liga Portuguesa
Tondela Tondela CDT

-

Boavista Boavista BOA

-

Nac. Madeira Nac. Madeira NMA

-

Sp. Portugal Sp. Portugal SPL

-

Liga Holandesa
Heracles Heracles HCL

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Liga Belga
Standard Standard SDL

-

Genk Genk GNK

-

Liga Rumana
FC Hermannstadt FC Hermannstadt HER

-

FC Voluntari FC Voluntari VOL

-

Astra Giurgiu Astra Giurgiu AGI

-

Universitatea Craiova Universitatea Craiova UCR

-

Liga Turca
Kasimpasa Kasimpasa KAS

-

Bursaspor Bursaspor BRS

-

NBA
Brooklyn Nets BKN

-

Philadelphia 76ers PHI

-

San Antonio Spurs SAS

-

Denver Nuggets DEN

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Golden State Warriors GSW

-

Liga Chilena
U. de Conce U. de Conce UNC

-

D. Iquique D. Iquique IQU

-

Masters 1000 Montecarlo
dusan_lajovic Dusan Lajovic LAJ
-
lorenzo_sonego Lorenzo Sonego SON
-
novak_djokovic Novak Djokovic DJO
-
daniil_medvedev Daniil Medvedev MED
-
borna_coric Borna Coric COR
-
fabio_fognini Fabio Fognini FOG
-
Copa Argentina
Boca Juniors Boca Juniors BOC

-

Estudiantes de Río Cuarto Estudiantes de Río Cuarto AAE

-

Los valores también juegan

Los valores también juegan

Se podrán decir muchas cosas de Raúl (y yo las digo, ingrato), pero no se puede reprochar una sola de sus declaraciones, y las que nutren esta columna son un claro ejemplo. Raúl, simpático o no, es escrupulosamente correcto y ciertamente elegante. Jamás critica, ni se queja, ni ironiza. Ni siquiera hace uso de la autoridad que le conceden los años y el palmarés. Y ese ejercicio de contención es más relevante si advertimos que Raúl vive en el ojo del huracán, puesto en tela de juicio en el Real Madrid y apartado de la Selección.

Esa actitud es un hecho que pasamos por alto muchas veces, atentos, tan sólo, a su velocidad de reacción y a sus goles. Sin embargo, no tengo duda de que también juega por eso, por el contagio que provocan sus valores. Raúl es un símbolo activo y representa, como casi nadie, el estilo austero del madridismo eterno, eso que podríamos llamar el santiaguismo, en honor del presidente ideólogo.

No es un contador de chistes y resulta áspero en muchos gestos. Pero en lo que compete estrictamente a su profesión, y al trabajo sobre el césped sumo sus intervenciones públicas, Raúl es un modelo. Y por eso debería ser juzgado, más allá de otras intrigas. Por lo que vale. Y en ese sentido es tan injusto el bonus del Madrid como el rechazo de la Selección.