Iríbar quedó asombrado con Iker

Iríbar quedó asombrado con Iker

En el palco de honor del Bernabéu tomó asiento el domingo un tal José Ángel Iribar. Digamos para las nuevas generaciones que fue el mejor portero de España durante veinte años. 'El Chopo', guardameta imperial del Athletic dieciocho temporadas, maestro de porteros, sobriedad bajo los palos, campeón de Europa con la Selección, para más datos. Ahora Iribar tiene 65 años y de cosas de la portería sabe más que nadie. Al ver volar a Casillas a la escuadra en el remate de Etxeberria hizo un comentario contundente: "Esa parada es de un fuera de serie. Este chico es el mejor portero que hay ahora mismo en el mundo". Si el Chopo lo dice, huelgan más análisis.

Casillas se ha reencontrado con el 'ángel' que le protege. Vuelve a ser el 'portero de guardia' que siempre permanece atento para salvar al Madrid en momentos de crisis. Por arriba, por abajo, con reflejos, con sangre fría, como quiera que sea, es capaz de lanzar una mano allí donde nadie cree que el gol tiene remedio. El Athletic tuvo la mala suerte de chocar contra un ser superior bajo los palos. Iribar, sentado en el palco del Bernabéu, no salía de su asombro y aceptó la evidencia de que Casillas es el digno sucesor de su escuela. No es de extrañar que el Chopo pidiera a AS, con cariño y admiración, una fotografía de Iker con autógrafo dedicado. Cuestión de buen gusto.