Temas del día

Toni Prats, el adiós de un grande

Toni Prats, el adiós de un grande

En 1997, Manuel Ruiz de Lopera fichó a Toni Prats tras pagar al Celta 400 millones de pesetas (240.000 euros). Una de las cantidades más importantes para comprar a un portero español. Pero mereció la pena el esfuerzo. Durante casi una década, este mallorquín ofreció un rendimiento tan excepcional, que varias veces se dio por hecho que se iría al Barcelona o al Atlético de Madrid. Pero siempre siguió fiel al beticismo. José Antonio Camacho llegó a tenerte presente en sus convocatorias con la Selección nacional.

Una feísima entrada de Zidane a la altura de su rodilla precipitó el final de su ciclo en verdiblanco y la consagración de un canterano: Toni Doblas. Regresó al Mallorca y fue recibido como un héroe. Pero las lesiones le empezaron a pasar factura. El Hércules, un equipo con eternas aspiraciones de ascender, ha sido su último cartucho como profesional. Nunca fue amigo del protagonismo ni de salir en la Prensa. Ni siquiera durante la etapa como entrenador del argentino Carlos Griguol cuando llegó a marcar dos goles de falta. Prats fue un adelantado de su tiempo. ¡Hasta siempre crack!