Bienvenido, 'Sir' Fabio Capello

Bienvenido, 'Sir' Fabio Capello

Uno no sabe si llorar o reír. Llorar porque Capello es una garantía de fútbol feo; o reír porque el sargento italiano tiene tanta suerte y posee (seamos justos) un don tan eficaz para crear equipos competitivos que quizá sea el ingrediente necesario para transformar a las grandes individualidades de la selección inglesa en un colectivo ganador. Ante la ausencia de un inglés nativo remotamente dotado para llenar el puesto de seleccionador, la mejor opción, me había parecido a mí, era Jurgen Klinsmann. De lo que me había olvidado, y me lo tuvo que recordar un amigo londinense el otro día, es que el recuerdo de la Segunda Guerra Mundial sigue demasiado latente en las islas como para permitir que un alemán encabece el honor nacional.

Con lo cual nos quedamos con Capello, que inyectará un par de cualidades no vistas bajo los dos últimos seleccionadores, disciplina y personalidad. El problema es que esa personalidad no reflejará el fútbol exuberante que predican los dos grandes maestros de la Premier, Arsène Wenger y Alex Ferguson, sino el fútbol de la Serie A en su más rácana expresión.¿Valdrá la pena triunfar si ese es el precio? El Real Madrid, tras cuatro años de sequía, consideró que sí. Inglaterra, tras 40 años, necesita recuperar la autoestima aún más. La verdad es que si Capello convierte a Inglaterra en una selección ganadora, temida, la afición inglesa, tan desesperada ella, le adorará para siempre. Ya lo veo: de Don Fabio, a 'Sir' Fabio. ¿Quién se lo hubiera imaginado?