Competición
  • Europa League
  • Euroliga
Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Alba Berlin ALB

-

Fenerbahce FNB

-

Anadolu Efes IST

-

Maccabi TEL

-

CSKA CSK

-

Aquella mañana en la que a Guti le dio Pereza

Aquella mañana en la que a Guti le dio Pereza

Conocí a David y a Leiva hace más de cuatro años, a principios de octubre de 2003. Una mañana, después de un entrenamiento, Tomás Roncero me llamó para pedirme que entrevistara a Guti y cuando hablé con el madridista, éste sonrió y me dijo: "Eso está hecho, aunque me da pereza". Quedamos al día siguiente en la Ciudad Deportiva y el de Torrejón se presentó con una camiseta ideal para las fotos. Era roja y en ella se leía una única palabra con enormes letras blancas: Pereza. Yo no entendía nada, pero Guti me lo explicó. "Son unos colegas míos que acaban de sacar un disco. Escúchalos, son buenísimos, te los recomiendo", me dijo. El día 31 de ese mismo mes, el madridista cumplió 27 años y le propuse que hiciera un reportaje con ellos para celebrarlo de manera especial. Guti aceptó encantado y nos fuimos al pequeñísimo local en el que los Pereza ensayaban a diario. Al principio, al catorce blanco le dio un ataque de timidez. Pero en apenas diez minutos, sus amigos consiguieron que se pusiera a tocar la batería mientras ellos jugaban con un balón de fútbol. Después, incluso le convencieron para que se arrancara a cantar alguno de sus temas.

Aquella entrevista fue una de las más divertidas que he hecho y yo también recibí una sorpresa. Poco después, salió a la venta el que sería el tercer disco de Pereza y en su primer single, Princesas, había una dedicatoria muy especial para nuestro periódico. "Sigo flipándolo cuando veo mi cara en el AS", dice la letra. Ha pasado mucho tiempo, pero aún se me pone la piel de gallina cuando oigo esta canción.

Después de aquello, Jorge García, uno de mis compañeros que cubre la información del Atlético de Madrid, les entrevistó cuando se enteró de que Leiva es colchonero. Y hace apenas un mes, en Valencia les hicieron un reportaje de dos páginas con el delantero ché Villa, de quien Rubén y Leiva se habían confesado grandes admiradores en uno de sus conciertos. Por todo esto, para mí fue muy especial que amenizaran la gala de AS de ayer junto a Paulina Rubio y Mala Rodríguez. Nunca olvidaré la mañana en la que a Guti le dio Pereza.