La absurda moda de la 'Alonsofobia'

La absurda moda de la 'Alonsofobia'

No se ofendan por la campaña mediática que se ha emprendido contra Alonso en Alemania y Gran Bretaña, hagan oídos sordos como imagino está haciendo el asturiano. No podemos tomar en serio los ultrajes de un periódico como el 'Bild', capaz de publicar noticias como la dimisión del Papa Juan Pablo II en el año 2000 o la de un señor que transformaba gatos muertos en combustible. Imaginen cómo se las gastan nuestros colegas que existe un blog (bildblog.de) que analiza los titulares de este diario para contar la auténtica realidad. Además acostumbra a llevar hasta límites disparatados la supuesta defensa de los intereses del país, lo que les permite arrear sin razón a Fernando como responsable de la descalificación de Mercedes, omitiendo a los auténticos tramposos, los que espiaron.

Tampoco olvidan quién le quitó el título a Schumacher el año de su adiós, y si encima tenemos en cuenta que de ser expulsado de McLaren su destino sería BMW o Toyota observen qué pilotos quedarían fuera: Ralf y Heidfeld. ¡Dos alemanes! Irrebatible. ¿Y los británicos? Peor todavía. Sienten lo mismo que sus socios de escudería respecto a la descalificación, pero encima tienen que tragar con que un españolito, el mismo que les fastidió el Mundial a McLaren hace dos años, le puede amargar la fiesta a Hamilton, su gran héroe, un aspirante a campeón que ya ha permitido publicar una autobiografía en la que se puede leer que "Lewis Hamilton coronó su primera temporada, 2007, ganando el título en Japón en octubre". Lo dicho, pasemos de tanto disparate y vayamos a lo nuestro.