NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

F1 | BEN SULAYEM

“No podemos gestionar la F1 como un campeonato regional”

Mohammed Ben Sulayem, presidente de la FIA, hace balance de su primer año y admite el margen de mejora en la dirección de carrera: “Los errores humanos son consecuencia del estrés”.

Abu DhabiActualizado a
Mohammed Ben Sulayem (FIA) y Fernando Alonso (Alpine).
Rudy CarezzevoliGetty

Mohammed Ben Sulayem (Dubái, 61 años) abre la puerta de su despacho junto al podio de Yas Marina y estrecha la mano con fuerza. Un reducido grupo de diez periodistas, con AS como único representante hispanohablante, se reúne con el presidente de la FIA después de su primera temporada en el cargo. Han sido doce meses con curvas, desde la destitución de Masi hasta la sanción a Red Bull por excederse en el techo de gasto. MBS, como se le conoce coloquialmente por el paddock, vestido con la kandora típica árabe en su país natal, no elude temas y tampoco teme, aparentemente, al titular sacado de contexto.

Para empezar, niega aquello de que F1 y FIA no pasan por su mejor momento en cuanto a relaciones. “¿De dónde viene eso? Suposiciones. Hablo con Stefano (Domenicali, presidente de la FIA) cada dos días, y si no le llamo, llama él”, dice. “La relación nunca ha sido mejor, porque mi interés en el deporte es enorme. Él me escucha, yo le escucho, y este matrimonio tiene que ser sostenible y de igual a igual”. Habla de dos nombramientos recientes. Natalie Robyn como CEO de la FIA, “para la política, la organización, para gestionar el día a día y las finanzas porque el déficit este año superaba los 20 millones”. Y Shaila-Ann Rao, secretaria general interina cuestionada por su pasado en Brackley. “Se nos acusó porque podía ayudar a Mercedes y cuando se anunciaron las sanciones, decía que habíamos sido duros con Red Bull”.

Muchos en el paddock piensan que la estructura de competición de la FIA, la organización que regula las carreras de F1, pasa por un momento de debilidad desde la salida de Masi como director de carrera (por los errores en Abu Dhabi 2021) y con el fichaje de Wittich y Freitas (que no dirige desde Japón). MBS desliza una de las razones por las que el australiano ya no está en la F1: “Estamos en un proceso de aprendizaje. Sigo en contacto con Michael (Masi). Tiene mucha experiencia. Siempre diré que en la F1, si estás haciendo tu trabajo tienes que mantenerte lejos de los medios. ¿Quién es la estrella? Nadie, más allá de los pilotos. Por eso yo estoy lejos (de los medios), porque tengo un trabajo que hacer”.

Reafirma que ha puesto en marcha una plataforma de formación para comisarios y directores de carrera. De hecho, cuenta que han recurrido a colaboradores de la “Premier League”. “No podemos confiar en uno o dos (directores de carrera). Este deporte crece tanto que no podemos gestionarlo como un campeonato regional. En la Premier invierten 25 millones de libras en arbitraje. Nosotros tenemos que invertir más y eso es lo que estamos haciendo, reestructurar. No vamos a despedir, vamos a contratar. Son 24 grandes premios, seis carreras al esprint. Los errores humanos son consecuencia del estrés, del exceso de trabajo. Si nosotros fallamos, el deporte falla, estamos de acuerdo en eso, pero es un trabajo que está en marcha. No me rendiré”. “La FIA no es el problema, es parte de la solución”, enfatiza.

Mohammed Ben Sulayem, presidente de la FIA, en Abu Dhabi.
Ampliar
Mohammed Ben Sulayem, presidente de la FIA, en Abu Dhabi.Bryn Lennon - Formula 1Formula 1 via Getty Images

Trato con los pilotos

Recibe el feedback de los pilotos y lo celebra. “He sido piloto de rallys durante 20 años, sé dónde estaban mis frustraciones, he visto accidentes, he tenido problemas con comisarios. Hay momentos en los que pierdes la compostura. La relación es genial, ellos tienen acceso a mi teléfono y yo al suyo. En el incidente de Gasly en Japón hablamos inmediatamente y yo me disculpé, no puedo pasárselo a los comisarios. Necesitamos a los pilotos, son quienes están en la pista, su ‘feedback’ es muy bueno. Me he sentado con Alonso, con Lewis (Hamilton), con muchos de los pilotos. Qué necesitan los pilotos, qué problemas ven. Puede que tomes uno o dos puntos de lo que te dicen, pero hay que consultarles. Y ellos lo están haciendo más fácil”.

En cuanto al tema más caliente del final de temporada, la sanción a Red Bull por exceder el techo de gasto en 2021, admite que los plazos son mejorables. “Es el primer año de reglas financieras, es difícil vigilarlo. Si no tienes la gente suficiente y adecuada para vigilar, ¿cuál es la utilidad de las reglas? Algunos equipos querían sanciones más grandes, sangre. Pero debemos ser justos. Lo que hicimos en octubre debe hacerse antes, pero estamos aprendiendo del proceso”. Más recientemente se ha hablado del supuesto accidente voluntario de Pérez en la Q3 de Mónaco. Alrededor de esa polémica termina la conversación: “No he escuchado de nadie que haya que investigar, pero si hay que hacerlo, lo haremos. No seremos tímidos ni nos da miedo, no nos esconderemos si hay un problema. Porque si no, nunca podremos mejorar ni evolucionar”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?