MOTOGP

Honda tiene deberes

Alberto Puig, team manager del equipo, es crítico con un frustrante fin de semana en Portimao: "Ha quedado demostrado que tenemos que mejorar más nuestra moto".

0
Honda tiene deberes
Jesus Robledo Blanco Box Repsol

Esperaban más del inicio de la gira europea, pero a Honda le siguen persiguiendo los fantasmas. Tan solo han pasado un par de meses, pero el rendimiento de las HRC dista mucho de lo que se vio en los últimos test de pretemporada. En un trazado como Portimao, donde las cosas podían salir bien por las características del trazado, el Repsol Honda volvió a sufrir como nunca. Las condiciones meteorológicas perjudicaron el fin de semana, pero con un domingo algo más cercano a lo normal, tampoco se pudo hacer un buen trabajo. Aspiraban a luchar entre los cinco primeros, pero solo Marc Márquez se pudo acercar con un sexto puesto después de una lucha con su hermano, Álex. Pero no había nada más que dar.

"No tuvimos una carrera fácil", admite Alberto Puig, team manager del Repsol Honda, en su habitual valoración tras cada gran premio. Y es que, mientras Europa ha devuelto algo de normalidad al box de Yamaha, en el garaje de Honda la situación sigue siendo preocupante y, quizás, algo alarmante ante la necesidad de mejoras. O, al menos, poder entender qué es lo que necesita la moto para volver a ser esa que en Qatar subió al podio con Pol Espargaró. Desde entonces, dique seco para los japoneses, que siguen trabajando en una solución a corto plazo. "No fuimos capaces de conseguir la puesta a punto perfecta y probablemente necesitábamos más tiempo para entender nuestra moto en esta pista", añadía Puig, que no busca disculpas en las condiciones climatológicas.

"Lo cierto es que no tuvimos suficiente tiempo con condiciones estables, pero esto no es una excusa porque los otros pilotos y equipos fueron rápidos con la misma cantidad de tiempo y en las mismas condiciones", admite el español que, también, consideró acertada la elección de neumáticos de sus dos pilotos (Márquez optó por el medio y Espargaró por el duro, más adaptado a su estilo de pilotaje). Por ello, Honda tiene deberes antes de llegar este mismo fin de semana a la primera cita española del año: "Tenemos que seguir trabajando y analizando las posibilidades de las que disponemos".

HRC tiene ya la cabeza en Jerez. La cita volverá a llenar sus gradas tras dos años de pandemia, haciendo esta carrera más especial de lo que ya es para los españoles. Por ello, y jugando en casa, Marc y Pol buscaran luchar de nuevo por las primeras posiciones, con la esperanza de recuperar el nivel que esconden tras los problemas. Y, pese a que Quartararo llega como gran candidato a la victoria tras su triunfo en Portimao (la primera del año), Honda tiene posibilidades de volver a subir al cajón esta temporada. Jerez siempre ha sido "un circuito donde nuestros pilotos han sido tradicionalmente rápidos". Eso sí, no hablar que confiarse ante una temporada de lo más reveladora: "Tenemos que esperar y ver cuál es la situación, aspirar a una mejor carrera y tratar de entender qué sucede si no estamos ahí con el grupo en la carrera". Lo que está claro es que la marca del ala dorada tendrá que dar un paso al frente: "En Portimao ha quedado demostrado que tenemos que mejorar más nuestra moto".

Más cerca del Mundial

Parece utópico pero, pese al decepcionante fin de semana que Honda ha superado en Portimao, la fábrica puede sacar conclusiones positivas. Mirando la clasificación general de pilotos, Marc Márquez recorta dos puntos más al líder de la tabla, que vuelve a tener un cambio de líder, con Fabio Quartararo en lo más alto. El de Cervera viaja a Jerez con una distancia de 38 puntos, frente a los 40 con los que llegaba a Portimao. Y, aunque el objetivo siga siendo la corona en una temporada tan larga, Puig llama a la calma. Lo principal es entender los problemas de la moto y poder ponerles solución lo antes posible, porque todavía están muy lejos de la cabeza. "La realidad es que nuestro rendimiento no fue tan bueno como esperábamos aquí. Estar a 16 segundos del ganador no es el objetivo. Esto no es bueno para nosotros y tenemos que mejorarlo". Otra tarea pendiente para los test de la próxima semana, también en Jerez.