RALLYS

De piloto a mecánico para arreglar su propio destrozo

Adrien Fourmaux, piloto oficial de Ford, no ha dudado en cambiar de mono para ayudar a sus mecánicos en el arreglo de su Puma siniestrado en Montecarlo.

0
De piloto a mecánico para arreglar su propio destrozo

El que la hace, la paga. O por lo menos así lo ha entendido Adrien Fourmaux, piloto oficial de Ford que, tras destrozar su Puma en un brutal accidente en el Rally de Montecarlo, no ha dudado en arremangarse e irse a la base del equipo a ayudar a sus mecánicos a preparar un coche nuevo para la próxima cita de Suecia.

Las imágenes del espectacular accidente de Fourmaux en el tramo de Roure-Beuil dieron la vuelta al mundo. El francés, última joya de la cantera francesa, se fue largo en una curva a izquierda, tocó con el talud y salió despedido dando vuelcos hacia el barranco del lado contrario. El Puma quedó destrozado, aunque ni el piloto ni el copiloto sufrieron lesiones, lo que dejó muestras de la buena seguridad de las nuevas estructuras tubulares de los vehículos Rally1 híbridos que se estrenaban en la cita monegasca.

En vez de quedarse en casa para reponerse del susto, Fourmaux ha querido ayudar a sus mecánicos en la reparación de los destrozos. Se fue a Cumbria, a la sede del equipo, se enfundó el mono azul, y allí está trabajando codo con codo con los técnicos de la formación para tener preparada una unidad nueva del coche cara al Rally de Suecia, que se disputa el último fin de semana de este mes de febrero. Del coche accidentado se han podido aprovechar el motor y la transmisión.

Un trabajo que no sólo le va a redimir en parte del destrozo causado, sino que le vendrá muy bien para conocer mejor la nueva mecánica y, si surge algún contratiempo en las próximas carreras, intentar solucionarlo sobre el terreno.