MOTOGP

Ducati destapa la bestia

La marca italiana comparte en sus redes sociales las primeras imágenes de la Desmosedici 2022. La presentación se retrasó al 7 de febrero por el positivo de Miller.

0
Ducati destapa la bestia
Ducati

Los dos años de pandemia nos han obligado a adaptarnos sobre la marcha a los cambios y a Ducati le ha tocado justo antes de empezar a trabajar en 2022. La marca italiana ha tenido que cambiar sus planes iniciales debido al positivo en COVID de Jack Miller, por el cual, el australiano no ha podido viajar para la presentación del equipo. Por fortuna, el piloto de la fábrica de Borgo Panigale lo pasó de manera asintomática, pero la pertinente cuarentena no le permitió volar hasta Italia, donde iba a tener lugar su puesta de largo el pasado viernes, 28 de enero.

Por lo tanto, con los test de Sepang entremedias, Ducati ha tenido que improvisar y dejar la presentación oficial para el 7 de febrero, a las 16.00h (CET). Es decir, al día siguiente de terminar las primeras pruebas de temporada, por lo que las Desmosedici oficiales se desvelarían sin gran emoción con su debut en pista el próximo sábado. Y una marca como Ducati no lo iba a permitir. Por eso, se han adelantado para sorpresa de todos. La fábrica ha compartido este lunes, en sus diferentes redes sociales, los nuevos colores de las MotoGP oficiales que pondrá en la parrilla de salida de este 2022.

El vídeo, de poco más de medio minuto, muestra las dos bestias con las que la marca italiana quiere poner rumbo al título. Con un rojo algo más intenso, no muy diferente de las de 2021, Francesco 'Pecco' Bagnaia y Jack Miller buscarán seguir la misma línea con la que acabaron el curso pasado: metiendo miedo a sus rivales. Tampoco estarán solos porque Ducati colocará hasta ocho prototipos en pista durante toda la temporada, siendo la marca con más motos de toda la parrilla. Con lo cual, el resto de fábricas lo tendrán muy difícil este año. El gran debut llegará este sábado, 5 de febrero, en los test de Sepang, que se recuperan después de un año. Allí, Ducati dejará claras sus intenciones aunque, ya lo decía Bagnaia: están listos para todo lo que se viene.