MOTOGP | ÁNGEL VIÑALES

"El problema de Maverick era con Yamaha, no con el equipo"

El padre del catalán se sincera en GPOne: "No tenía sentido continuar, en cuanto se subió a la Aprilia todos sus malos pensamientos desaparecieron".

0
"El problema de Maverick era con Yamaha, no con el equipo"
MotoGP

"Posiblemente han sido los días más felices de mi vida", comentaba Maverick Viñales después de su primera toma de contacto con la Aprilia. El piloto de Roses rodó en tiempos muy competitivos en el test de Misano y desde la marca italiana confirmaron la presencia del catalán junto a Aleix Espargaró en lo que resta de temporada. Un cúmulo de sensaciones positivas que contrastan con lo vivido en Yamaha esta temporada, con reproches continuos hacia la fábrica de Hamamatsu. Una relación que terminó rota de manera abrupta tras aquella acción en la que Maverick revolucionó de manera intencionada su M1, lo que "podría haber causado un daño significativo al motor", según informó Yamaha.

Pero no hay mal que cien años dure y el piloto español ya está listo para regresar al Mundial y ayudar a Aprilia a alcanzar la zona noble de la parrilla. En una entrevista con 'GPOne.com', Ángel Viñales, padre de Maverick, da las primeras pinceladas de la relación entre su hijo y Aprilia: "Estoy convencido de que Maverick será rápido con Aprilia. Mentalmente le veo fuerte. La relación con Yamaha era complicada desde hacía tiempo y no estaba feliz. No tenía sentido continuar, la situación ya estaba comprometida. En cuanto Maverick se subió a la Aprilia su cabeza hizo 'clic', todos sus malos pensamientos desaparecieron". Para después añadir: "Aprilia le ha explicado el proyecto y estoy convencido de que será rápido desde el principio. Han funcionado excepcionalmente bien, lo vimos hace quince días en Silverstone cuando Aleix subió al podio. Estoy convencido de que en 2022 será una de las motos más competitivas en la pista y Maverick podrá contribuir al desarrollo".

Preguntado por los últimos meses de Viñales en Yamaha, Ángel reconoce que lo mejor era dar por finalizada la relación y apunta a la marca como principal responsable: "Cuando estaba en casa, con su hija y su mujer, Maverick estaba feliz y tranquilo, no había problemas allí. El problema venía cuando tenía que ir al circuito, porque se ponía triste. Me dio mucha pena verlo así, asi que lo mejor era romper. Por desgracia, la historia con Yamaha no terminó bien, pero no había otra manera. Yamaha no le dio la moto que necesitaba para ser tan fuerte y competitivo como quería y se notó. El problema era con Yamaha, porque Maverick estaba en completa armonía con el equipo y se llevaba bien con todos".

Las SBK eran una alternativa

Por último, el padre de Maverick asegura que el piloto catalán habría probado en Superbike si no hubiera fichado por Aprilia: "Le habría dicho que corriera una carrera aquí en Superbike como wildcard. De hecho, ya se lo había dicho y estoy seguro de que lo habría hecho, aceptando el reto. Maverick es un tipo que ama las carreras y por eso estoy seguro de que habría venido a este paddock. Puedo ver lo decidido que es y lo mucho que le gustan las carreras. Aprilia es la mejor opción para él".