FÓRMULA 1

Sainz: "No me importaría ser el compañero de Alonso"

Al madrileño no le amedrentaría tener a un bicampeón del mundo al otro lado del box, aunque indica que las posibilidades de que ocurra son "bastante escasas".

0
Sainz: "No me importaría ser el compañero de Alonso"
Getty Images

Se conocieron en 2005 y, más de quince años después, vuelven a compartir competición. La lógica del tiempo invitaba a pensar que no se iban a cruzar en la Fórmula 1, pero Fernando Alonso siempre está para romper las normas. Y, gracias a ello, Carlos Sainz ha podido cumplir el sueño de compartir pista con uno de sus grandes referentes. Primero desde 2015 a 2018 y, ya con 40 años, Alonso volvió esta temporada para demostrar que no estaba acabado.

Y ante el regreso del bicampeón del mundo, más fuerte que nunca con su Alpine, el piloto de Ferrari no se opondría a compartir equipo con Fernando. En parte, sería difícil ver a Sainz negándose a la llegada de algún rival a su box y es que, si hay una gran virtud que destaca todo el mundo del español, es la gran relación que ha mostrado siempre con sus compañeros de equipo, especialmente con Lando Norris, uno de sus grandes amigos en el paddock, en McLaren.

"Me llevo bien con cualquier piloto. No me importaría ser el compañero de Fernando, pero dado que estamos en diferentes etapas de nuestras carreras y pilotamos en diferentes equipos, las posibilidades de que esto ocurra son bastante escasas", indica Sainz en una entrevista con ‘Auto Motor und Sport’, en la cual, también ha habla de la gran relación que guarda desde el inicio de esta temporada con Charles Leclerc: "Es un buen tipo. Tenemos los mismos intereses y los mismos objetivos, por eso puedes tener buenas conversaciones con él y hacer deporte o jugar al ajedrez. No solo es rápido, también muestra mucho respeto a sus compañeros".

Con dos podios ya en lo que va de su primer año con Ferrari, Carlos Sainz admite estar "contento" después de esta primera mitad de temporada con la marca italiana, sobre todo, por la forma en la que, dice, ha hecho frente al trabajo que tenía por delante. "La velocidad ha estado ahí desde el principio, pero todavía tengo que trabajar para hacer todo bien durante todo un fin de semana de forma regular. Esa consistencia te da los puntos. Espero que esto mejore cuanto más me acerque al equipo", continúa el español, coincidiendo con los comentarios que hacía Mattia Binotto, director de la Scuderia Ferrari, al inicio de este parón de verano para el Gran Circo.

Y es que, Sainz asume que en una marca de tal renombre, los resultados son los que cuentan, especialmente después de las temporadas tan duras que Ferrari ha atravesado en los últimos años, no pudiendo con la hegemonía que Mercedes impuso en la competición. Carlos llega con la idea de que las cosas se pueden cambiar, sobre todo de cara a 2022, y sabe que si la marca ha querido contar con su presencia en el box es porque ven potencial en él para poder ganar.

No se ve inferior a sus rivales

Sainz nota el apoyo de la escudería, pero lo cierto es que nunca le ha faltado motivación ni se ha visto en un nivel inferior u otros pilotos. "Si firmas un contrato con Ferrari, debes haber hecho algo bien en tu carrera. Siempre me sentí valorado por todos los equipos, desde Toro Rosso hasta Renault y McLaren, incluso después de que los dejé. Cuando el público piensa que estoy en las sombras, me pregunto por qué. Independientemente de contra quién haya pilotado hasta ahora, ya sea Max, Nico, Lando o Charles, nunca tuve la sensación de que fuera más lento que ellos o de que no pudiera hacer algo que ellos pudieran", añade.

"He vencido a todo el mundo y siempre los he llevado al límite. Veo esto como un elogio. Max, Lando y Charles se encuentran entre las mejores personas de la parrilla, también según mi propia evaluación. Me gusta el desafío de competir contra ellos y me hicieron un mejor piloto. Eso también me dio la confianza de que me puedo enfrentar a cualquiera cuando llegué a Ferrari. Si me integro correctamente en el equipo y configuro el coche correctamente, no tengo que tener miedo de nadie", zanja Sainz.