F1 | ALONSO

"Avisé al árbitro de que juegan con la mano y no hizo nada"

Alonso completa un "buen fin de semana en Silverstone". "Éramos demasiado lentos para competir con el top-6". Explica su paso al "lado oscuro" con un arbitraje laxo en la F1.

Silverstone
Fernando Alonso (Alpine). Silverstone, Gran Bretaña. F1 2021.
XPB / James Moy Photography Ltd

Fin de semana satisfactorio para Alonso en Silverstone, que después de recoger elogios por su actuación en la carrera de clasificación del sábado (pasó a seis coches en una vuelta y remontó del undécimo al séptimo), finalizó también séptimo el GP de Gran Bretaña. Los seis coches de delante fueron inalcanzables y los de detrás, incapaces de superar al asturiano. Vettel, de hecho, perdió el control de su Aston Martin al inicio cuando seguía la estela del Alpine.


Sobre las luchas, Alonso comentó a AS: "Tuve un buen entrenamiento el sábado, 17 vueltas peleando con Vettel y luego 52 delante de Lance. Mucho color verde en mis retrovisores durante dos carreras, pero los mantuvimos siempre por detrás. Un buen fin de semana, buenas luchas, mejor el sábado porque el domingo fue más aburrido. Éramos demasiado lentos para competir con el top-6, y más rápidos que los que tenía detrás. Estoy feliz y con ganas de Budapest. Una semana sin correr será rara, pero veremos".

El bicampeón ha puntuado en las últimas cinco carreras de forma consecutiva y se le ve perfectamente acoplado al volante del A521. Marcha undécimo en el Mundial y el top-10 es accesible. "Si me hubiera subido al McLaren, el periodo de adaptación hubiera sido más corto. Con Renault había más trabajo por hacer. Pero no sé, también fui bastante cuidadoso en ls primeras carreras porque no quería cometer errores. Todos estaban diciendo que ver qué hacía Fernando después de volver a la F1 desde otras categorías. Así que quería ejecutar las carreras sin incidentes. Ahora, que tengo más confianza y conozco mejor todo, puedo pilotar sin pensar, por instinto", explicó.

"No es lado oscuro, es jugar con las mismas reglas"

En cuanto a su frase del sábado, pasarse "al lado oscuro", aclaró: "Siempre he sido un piloto limpio y así seguirá siendo durante toda mi carrera, soy uno de los pocos que no tiene puntos de sanción. Pero me sentí un poco como un idiota respetando las normas (de límites de pista) en Austria. Intentamos hablar con el director de carrera y culpar lo que otros hacían sin respuesta, eso fue extraño, no quiero estar siempre protestando por algo que otros hacen. No hubo soluciones, así que entendí que la solución es hacer lo mismo que hacen los demás. Intenté decirle al árbitro que juegan con la mano, pero el árbitro no hace nada, así que nosotros también podemos hacerlo. Ojalá no fuera necesario, pero hay cosas que en la F1 se permiten. No es el lado oscuro, es jugar con las mismas reglas que los demás".