FÓRMULA 1

Red Bull pudo ser Ferrari

Christian Horner, director de equipo de los austriacos, desvela que conversaron con Mercedes y la Scuderia para montar sus motores tras la marcha de Honda en 2022.

0
Red Bull pudo ser Ferrari

Tras el anuncio de que Honda abandonaría el Mundial de F1 como fabricante de motores, Red Bull buscó alternativas para reemplazar el propulsor japonés e inició contactos con otros marcas. Incluida Ferrari, según desveló Christian Horner en Beyond The Gird, el podcast de la web de la F1.

“Lo más natural fue tener una conversación con los proveedores existentes. Con Mercedes fue una conversación muy corta y Toto Wolff obviamente no estaba particularmente interesado en eso”, empieza desgranando el director de equipo de los austriacos. Tras el poco interés de la casa de la estrella los ‘energéticos’ buscaron en Renault y Ferrari: “En Renault, sus aspiraciones como equipo no incluían suministrar a un equipo como Red Bull, y probablemente el más dispuesto fue Ferrari. Y tuvimos algunas discusiones exploratorias, pero para ser un cliente, tener que aceptar toda la integración, particularmente con las nuevas regulaciones que se avecinan, sería una píldora enormemente difícil de tragar, así que fue entonces cuando comenzamos a explorar otra posibilidad. ¿cómo afrontamos este desafío a la manera de Red Bull y vemos si podemos llegar a un acuerdo con Honda en el futuro previsible?”

Y ahí surgió la solución de fabricar sus propias unidades de potencia a través de Red Bull Powertrains con la tecnología de Honda: “Es un gran paso, es un paso audaz, tomar el control de nuestro propio destino como proveedor de motores y tener todo bajo un mismo techo en Milton Keynes. Nos convertiría en el único equipo, además de Ferrari, en tener todo en una sola instalación ”