FÓRMULA 1 | ALONSO

"A los pilotos de equipos nuevos les cuesta adaptarse, a mí igual"

El asturiano hace balance de su temporada tras no puntuar en Barcelona y Mónaco. Asegura que se siente con "más confianza en cada carrera".

Fernando Alonso en Mónaco.
XPB / James Moy Photography Ltd Alpine Racing

Fernando Alonso declara que "después de dos carreras seguidas, donde fue bastante difícil adelantar, es bueno tener una carrera en la que sea más factible", refiriéndose al GP de Azerbaiyán de Fórmula 1 del próximo fin de semana. "Me clasifiqué fuera de los diez primeros en mis últimas dos carreras aquí, pero terminé dentro. Demuestra que cualquier cosa puede suceder en lo que suele ser un fin de semana muy impredecible", comenta el asturiano en declaraciones remitidas por su equipo.

El circuito de Bakú "tiene una combinación de áreas donde la prioridad es la velocidad máxima, es un fin de semana desafiante para todos", explica Alonso, que hace balance de lo que está siendo su temporada: "Me siento cada vez con más confianza en cada carrera. Creo que podemos ver que a los pilotos que están en un equipo nuevo les está llevando un poco de tiempo adaptarse y para mí es lo mismo. Es un proceso y siempre estamos aprendiendo y tratando de encontrar formas de mejorar el coche. Pero somos conscientes de que 2022 va a ser un año importante y, en cierto modo, es un año de preparación".

Por su parte, el francés Esteban Ocon, compañero del bicampeón español en Alpine, analiza así la cita en Azerbaiyán: "Me gusta correr en Bakú. Es un circuito muy inusual donde, como hemos visto en el pasado, puede pasar cualquier cosa. Puedes ver a tres o más coches ir rueda a rueda por las rectas, lo cual, en una pista callejera, es increíble. Eso es lo que hace que la carrera en Bakú sea tan emocionante, ya que hay oportunidades para ganar puestos en carrera".

Actualización para el A521 en Bakú

Por último, Marcin Budkowski, el director ejecutivo de la escudería francesa anuncia "un pequeño paquete de actualización" que estrenarán en Bakú en el A521. "Ha sido una semana ocupada en la fábrica para tener todo preparado. Mientras tanto, hemos realizado análisis y simulaciones rigurosas para asegurarnos de que vamos a Bakú con la mejor comprensión posible de nuestros problemas en Mónaco para asegurarnos de que no nos afecten de nuevo", explica.