MOTOGP | GP DE ESPAÑA

Miller: "Nunca había hecho 24 vueltas seguidas así de bien"

"Estaba en la curva 1 y no me lo creía. Y en la 2 empecé a llorar. Luego en la 5 estaba eufórico. Una montaña rusa hasta llegar al parque cerrado", dice de su vuelta de honor.

Jerez de la Frontera
Miller: "Nunca había hecho 24 vueltas seguidas así de bien"
Jose Breton AP

Rompió a llorar emocionado Jack Miller en la vuelta de honor tras conseguir la victoria en Jerez, la primera con el equipo oficial Ducati y en seco, porque la única que tenía fue en agua, en Assen 2016. Y luego bromeó sobre lo blandengue que debió parecer por la tele. Un tío simpático este australiano.

-¿Ha vuelto?

-No sé si he vuelto, pero como mínimo estoy aquí. La última vez que gané fue en mojado y fue un shock. He trabajado muy arduamente para conseguir esta victoria en seco. Pero la verdad es que nunca había pilotado tan bien como hoy, nunca había hecho 24 vueltas seguidas así de bien. He visto que Fabio empezaba a tener dificultades, pensé, ‘este es el momento’. Me iba acercando y yo mantenía mi ritmo. Le he pasado y tenía muchas vueltas por delante en solitario. La verdad que la moto me ha funcionado perfecta, gracias al equipo.

-¿Cuándo se ha creído que podía ganar?

-En la curva 12 de la última vuelta es cuando me lo he creído. Hasta ese momento iba pilotando y pensaba que esto no era real. Me acuerdo que iban pasando estos pensamientos. Nunca he ganado una batalla en la última curva, pero ha sido increíble igualmente. Yo siempre veía por detrás este tipo de carreras y pensaba, ‘sería maravilloso conseguirlo', y mira. Lo he logrado hoy. Pecco también ha hecho una carrera fantástica, venía apretándome, y en la última vuelta no sabía lo cerca que estaría con respecto a mí. Iba cerrando todas las curvas por si acaso.

-Una victoria importante para el piloto y para la fábrica...

-A mí no me gusta decir eso de que no es un circuito Ducati. El año pasado ya estuvimos aquí Dovi y yo 3º y 4º en la primera carrera, y Pecco disputó la victoria en la segunda. Así que este paquete funciona bastante bien aquí. Pero también es verdad que en Jerez Ducati no ganaba desde hace 15 años.

-¿Cómo ha vivido las críticas de estas semanas?

-Ahora mismo estoy en una montaña rusa de emociones. Por supuesto que estas últimas semanas no han sido fáciles, me he sentido frustrado, no confiaba en mí y tengo que decir algo claro, que ahora tengo un coach mental. Lucy Crutchlow, que me llamó estos días animándome y esta mañana me mandó un mensaje de ánimo. Supongo que después Cal me mandará otro diciéndome que me ha enseñado todo lo que ya sé y que no estaría aquí sin él. Pero lo primero de todo es llamar a mis padres, y supongo que esta noche hablaré con Cal…

-Ha cumplido el consejo de Lorenzo: ganar más carreras que hacer stoppies (invertidos). ¿Va a aparecer en el programa de Lorenzo?

-No. Voy a beberme 30 cervezas y espero no tener resaca mañana para el test.

-¿Qué has pensado cuando estaba cazando a Fabio?

-Pensaba en lanzar el gancho y engancharme a su rueda. Vi lo que había hecho el año pasado y pensaba en que sería imposible de seguir. Si podía seguirle un par de vueltas pensaba que podía estar en el podio. Pero en un momento vi que su distancia no crecía más; y después que le daba caza. La gran sorpresa fue cuando le alcancé. Para mí fue muy divertido, pero muy estresante a la vez. Aquí en Jerez está todo muy apretado y no sabía si tenía que preocuparme también por detrás. Una carrera de 25 vueltas en Jerez puede ser eterna.

-¿Esperaba estar tan emocionado en el parque cerrado?

-No tanto. Estaba en la curva 1 y no me lo creía. Y en la curva 2 empecé a llorar. Luego en la 5 estaba eufórico. Y ha sido una montaña rusa hasta llegar al parque cerrado. No me lo creo. Intentas conseguir algo en tu vida y cuando por fin lo consigues es único. Este momento es lo que sueño cuando estoy entrenando, cuando me acuesto… todo el día. No te lo puedes creer. Me he equivocado tantas veces antes que no me lo creo. He parecido un “blandengue” en televisión, pero no me he podido contener. He intentado ser una persona transparente y sé que cuando gano hago feliz a muchas personas. Doy las gracias a todos los que me han apoyado siempre.

-Hace 7 años pasó de Moto3 a MotoGP, cuando echa la vista atrás, ¿piensa que habría sido mejor haber pasado por Moto2?

-No cambiaría nada de cómo he hecho las cosas antes. Seguro que si hablas con cualquier piloto, llegar aquí no es nada fácil. Fue mi camino, se me presentó aquella oportunidad y no haría nada diferente si echo la vista atrás. Me siento muy afortunado de que aquello sucediese, porque yo era muy joven y tuve personas que me guiaron en la dirección adecuada. Nunca tiré la toalla y siempre he trabajado duro para mejorar.

-¿Estas motos les están llevando físicamente al límite?

-Yo intenté ser uno de los últimos en operarme. Normalmente iba bien y creo que tiene que ver con la forma en la que preparas la temporada. Este año apenas hemos tenido pretemporada y enfrentarte a motos así… de todas formas, creo que Valentino nunca ha tenido problemas de antebrazos.

-¿Qué dice de las críticas de estos días?

-He enviado mi currículum a algunas empresas en Australia, porque yo pensaba que ya había perdido mi oportunidad y tendría que trabajar en la construcción. Bromas aparte, al final este juego es así, la gente olvida muy rápido lo que has hecho… Hay gente que se ha olvidado que Morbidelli fue subcampeón el año pasado. Yo trato de hacer mi trabajo lo mejor posible y estoy centrado en mejorar.

-¿Cuánto tiempo ha pasado desde que vio a sus padres por última vez?

-Desde enero, dejé Australia después de mi cumpleaños. No es fácil vivir en las antípodas y más ahora en pandemia, porque hay que pasar cuarentena. Este año tengo más compromisos con el equipo de fábrica y tuve que llegar en enero, así que hace mucho que no nos vemos.