MOTOGP | GP ESPAÑA

Caótico warm up de Honda con caídas de Marc Márquez y Pol

Segundo arrastrón del ilerdense en su reencuentro con el Ángel Nieto de Jerez, esta vez a 156 en la curva 4. Tanto él como Espargaró salieron ilesos.

Jerez de la Frontera
Caótico warm up de Honda con caídas de Márquez y Pol
MotoGP

Caótico warm up para el Repsol Honda, con sus dos pilotos por el suelo en la última sesión libre del fin de semana en el Ángel Nieto de Jerez. Lo bueno es que tanto Marc Márquez como Pol Espargaró salieron ilesos de sus percances, pero han dado trabajo extra a su equipo de mecánicos para llegar con las dos motos a punto a la carrera programada a las 14:00, la cuarta de la temporada y en la que salen 14º y 13º, respectivamente.

La de Marc llegó esta vez en la curva 4, la siguiente a la fatídica curva 3 en la que el año pasado se rompió el húmero de brazo derecho que tanta guerra le dio. El ilerdense se ha caído esta vez a 156 por hora y hoy sido un arrastrón mucho más dulce que el de ayer, cuando se cayó en la curva 7 a 165 por hora y sufrió una gran contusión cervical y dorsal. Lo que ha vuelto hacer es encoger los brazos, en plan bicho bola, camino de su impacto con las protecciones de aires, y de nuevo con la Honda cerca de él, pero sin llegar a tocarle. El año pasado fue el toque del neumático delantero de su RC213V lo que le causó la lesión.

En cuanto a Pol, su percance ha llegado en la curva 10 (Peluqui) y, aunque aún llevaba el casco puesto, se sentía que estaba echando sapos y culebras por la boca al ponerse en pie. También él perdió el control de su Honda en la curva 7, de nuevo por perder el tren delantero.

Volviendo al caso de Marc, se le ve menos fino que hace dos semanas en la reaparición de Portugal. Marchaba duodécimo en el warm up y ya había protagonizado una pequeña salvada en la curva de entrada a meta.

Los que también se fueron al suelo sin consecuencias han sido Lecuona y Nakagami, con lo que la única Honda que ha quedado en pie ha sido la de Álex Márquez.