MOTOGP

El futuro de Rossi

El italiano contará desde la próxima temporada con su propia escudería en la categoría reina: el Aramco VR46. Aún falta por desvelar el motor que propulsará sus monturas.

0
El futuro de Rossi
PATRICIA DE MELO MOREIRA AFP

El futuro de Valentino Rossi, a sus 42 años, en MotoGP es una incógnita. Al menos sobre la moto. Porque el italiano, con solo este año de contrato con Petronas, contará a partir del próximo 2022 con su propio equipo en la categoría reina, según anunció ayer oficialmente 'Tanal Entertainment Sport & Media'. La estructura del nueve veces campeón llegó a un acuerdo con 'Tanal Entertainment', empresa propiedad del príncipe Abdulaziz bin Abullah Al Saud, de la familia real saudí, que acompañará al equipo en este nuevo proyecto hasta 2026. El patrocinador principal de la escudería será Aramco, petrolera que ya es patrocinador de la Fórmula 1, y el equipo pasará a llamarse Aramco Racing Team VR46.

En el caso de que Valentino Rossi renueve su contrato con el Petronas de Yamaha, posibilidad que el de Tavullia condicionó a sensaciones y resultados de 2021 (cuatro puntos en tres carreras con dos ceros, uno en Losail y otro en Portimao), podría darse la circunstancia de que compitiera contra su propia escudería defendiendo los colores de otra. Y otro escenario posible, aunque sin informaciones oficiales, podría ser el de que El Doctor acabara su contrato con la petrolera malaya y pasase a correr en su equipo, como dueño y piloto a la vez. Curiosas las dos opciones. El resto de escenarios pasan por una retirada cada vez más cercana.

Actualmente, el VR46 tiene equipo en Moto2 y abandonó el proyecto de Moto3 para apoyar el salto a MotoGP de Luca Marini. El hermanastro de Rossi corre con la Ducati del Esponsorama Avintia, quien abandona el campeonato al finalizar 2021, pero aún no se ha confirmado si será este el equipo con el que se quede la estructura de Rossi.

Las opciones.

Entre los planes de Dorna para el futuro figura un proyecto para que cada fábrica cuente con cuatro monturas, dos oficiales y dos privadas. Y es aquí donde las posibilidades se abren para Valentino para integrarse como satélite en alguna de las fábricas con su proyecto. Honda cuenta con el LCR como cliente; Yamaha, con el Petronas y KTM, con el Tech3. Ducati, por su parte, tiene dos privados, el ya mencionado Esponsorama, al que aspira también el equipo Gresini ahora en el oficial de Aprilia y que abandonará en 2022, y el Pramac. Suzuki es, de momento, la única fábrica que no dispone de equipo satélite en parrilla. En este contexto es en el que tendrá que negociar el recién nacido equipo y esperar movimientos en el tablero del futuro: ver si Suzuki pone en liza un equipo que amplíe hasta 24 las motos en cada carrera, esperar el movimiento de Gresini, si pasa a ser privado de Aprilia y deja un hueco en el oficial de Noale o se hace con el lugar del Avintia... En cualquier caso, en el entorno de Rossi hay una opinión predominante: "No sabemos, pero nuestro corazón está en Yamaha", dijo el pasado mes de febrero Uccio Salucci, asistente y amigo personal de Valentino, en Sky.