FÓRMULA 1

Los números de Mercedes que dejan en evidencia a Renault

Seidl compara con AS los dos motores que ha tenido McLaren: "No es sólo cuestión de potencia". El coche naranja mejora dos décimas de puro propulsor.

0
Daniel Ricciardo (McLaren MCL35M). Ímola, Italia. F1 2021.
Lars Baron

El salto de prestaciones de McLaren en 2021 es evidente y el podio que logró Norris en Ímola no fue fruto de la casualidad ni de la buena suerte. ¿Pero cuánto corresponde al chasis del MCL35M y en qué parte es responsable el cambio de motor, de Renault a Mercedes? AS le consultó directamente a Andreas Seidl, máximo responsable del equipo de Woking, quien no quiso precisar el aumento de caballos que han registrado este invierno, pero sí habla abiertamente de los puntos fuertes de su flamante nueva unidad de potencia, "la de los campeones del mundo".

"Desde Bahréin estoy muy contento por el trabajo que hemos hecho junto a nuestros colegas de Mercedes en invierno. Evitamos los problemas y eso es muy importante dentro de esta nueva sociedad. Sobre la potencia y las prestaciones, yo diría que viendo también los pasos adelante de fabricantes como Honda, estos motores están hoy todos muy cerca, también gracias a la estabilidad en el reglamento", introduce el ingeniero alemán, que apunta a otros factores decisivos que sí desequilibran la balanza y que no son caballos: "No es cuestión de potencia únicamente, también influye el paquete completo, la fiabilidad o el uso que puedes hacer de las unidades de potencia durante un gran premio completo".

Entre líneas, traslada que las cifras de rendimiento no son muy diferentes, pero las dimensiones del motor Mercedes son inferiores y eso permite confeccionar una aerodinámica más ajustada y eficiente; tiene menos averías que el propulsor de Renault y permite más vueltas de máxima potencia disponibles a lo largo de un fin de semana para aprovechar el sábado en clasificación y el domingo, cuando toca atacar o defenderse.

Seidl celebra la decisión que tomaron en el verano de 2019, cambiar Renault por Mercedes: "Por lo que hemos visto hasta ahora, estamos muy contentos con Mercedes. Junto con la alineación de pilotos que tenemos (Norris y Ricciardo), contar con el motor campeón del mundo era fundamental porque permite mostrar nuestro nivel real como equipo para afrontar el plan que tenemos en marcha, y así volver a luchar por victorias próximamente".

Los números dan la razón a McLaren

Renault, que ahora sólo suministra motores a Alpine, detuvo el desarrollo para este 2021 y mantiene el mismo producto del pasado curso con leves retoques de fiabilidad, mientras que Honda y Ferrari sí han introducido propulsores renovados este año. El paso atrás francés es, más bien, un estancamiento.

En la clasificación de Ímola 2020, Norris y Sainz registraron 294 km/h de velocidad máxima y rondaron los 23.7 segundos en el primer sector de su vuelta rápida el con McLaren Renault. El equipo de Enstone estuvo a la altura, 297 km/h de Ocon y Ricciardo; parcial de 23.8. En Ímola 2021, la velocidad máxima se mantiene (Alonso a 294 km/h, Lando en 293 km/h), pero el primer parcial completo, que es más representativo en cuanto a las posibilidades de un motor, separa a Norris (23.5) hasta medio segundo de los dos Renault (24.0). McLaren es el único fabricante que mejora más de dos décimas de 2020 a 2021 en ese primer sector de Ímola, el del pie a fondo, aunque las reglas vuelven más lentos a los monoplazas. Algo tiene que ver el motor Mercedes.