F1

Red Bull asusta a Mercedes

El RB16B contará con evoluciones a partir de Ímola. "El coche fue más rápido que Mercedes en Bahréin", dice el ingeniero jefe, Paul Monaghan.

Red Bull asusta a Mercedes
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Red Bull no ganó el GP de Bahréin, pero salió reforzado con respecto a Mercedes. La pole de Verstappen y su presión sobre Hamilton hasta las últimas vueltas (desadelantamiento incluido) subrayan el paso adelante del RB16B, la mejoría del motor Honda y el estancamiento de los vigentes campeones, aunque Hamilton y Bottas fueran superiores en ritmo de carrera. Con todo, desde el garaje de los austriacos se ven con opciones de luchar por el título, algo que no han conseguido desde que la Fórmula 1 es híbrida, en 2014.

Paul Monaghan, ingeniero jefe de Red Bull, transmite optimismo y promete evoluciones para la semana que viene: "Tenemos un coche rápido y 22 carreras por delante. Hay mejoras previstas para Ímola y habrá más para las carreras posteriores. Es una lucha de dos coches y necesitamos extraer tantas prestaciones como se pueda para la carrera de Ímola". Este año todas las fábricas favorecerán el proyecto de 2022 a costa de limitar las mejoras del coche actual, aunque en Red Bull están dispuestos a seguir reforzando el monoplaza de 2021 si eso les permite aspirar a ganar a Mercedes.

"No sabemos lo que harán Mercedes, McLaren o Ferrari, pero hemos identificado áreas del coche que se pueden mejorar y podemos influir sobre eso, no sobre lo que hacen demás. Le daremos a Max y Checo un coche que puedan pilotar lo más rápido posible", afirma Monaghan. En cuanto a lo que sucedió en Sakhir: "El coche era más rápido, la decepción en el garaje tras la carrera era obvia, pero fuimos segundos, cuánta gente del paddock querría estar en esa situación…". "Será una lucha larga, durante una temporada larga. Todos somos conscientes de que estaremos en condiciones de competir durante todo el año", zanja el británico.

"Red Bull lidera al pelotón"

Toto Wolff, jefe de Mercedes, insiste en Red Bull como referencia de la parrilla para las primeras carreras de 2021: "Nos recuperamos de los problemas del test para la primera carrera. Todavía nos falta ritmo en clasificación, aunque creo que el domingo de Bahréin fuimos competitivos y la estrategia marcó la diferencia, porque ganamos la posición en la pista y al final el dios de las carreras se puso de nuestra parte. Pero en 2021 no tengo dudas de que será muy difícil ganar a Red Bull, ellos lideran al pelotón ahora". Con todo, celebra la igualdad máxima ante la temporada que acaba de comenzar, lo que tanto se echó de menos en los años anteriores: "Por los fans y por nosotros, hay una batalla tremenda entre dos grandes equipos y dos grandes pilotos".