F1

Mercedes siente la amenaza

"No tenemos ningún punto fuerte en relación con Red Bull. Creo que va a ser un año difícil", afirma Andrew Shovlin, director de ingeniería de Mercedes en pista.

Mercedes siente la amenaza
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Primera y tercera posición para un total de 41 puntos, líderes en ambos Mundiales... Si sólo focalizásemos nuestro estudio en las estadísticas que Mercedes logró en el GP de Bahréin 2021, cualquier aficionado al Gran Circo nos respondería que nada ha cambiado con respecto a la temporada pasada. Sin embargo, si hiciéramos la misma pregunta en las fábricas de Brackley y Brixworth (Reino Unido), la réplica sería completamente diferente.

"Realmente no tenemos ningún punto fuerte en relación con ellos (Red Bull). Hemos tenido muchos años en los que hemos podido confiar en la velocidad en recta, o en las curvas de alta velocidad o en la interconexión de las curvas. Pero si lo ves ahora, no les sacamos tiempo en ningún sitio", asegura Andrew Shovlin después de analizar las telemetrías de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas y confrontarlas con los datos de Max Verstappen y Sergio Pérez.

"Necesitamos un Mercedes más rápido, así de simple"

En este sentido, Shovlin precisa que el RB16B era mucho más rápido que el W12 en curva rápida y en la fuerte frenada de la 10 en Sakhir: "Hubo un par de curvas en las que nos sacaron mucho tiempo en la clasificación: las de alta velocidad y también la curva 9/10, en la que fueron muy fuertes. Y eso es lo más importante. En la clasificación estamos a su ritmo en nuestras mejores curvas y ellos son más rápidos en las demás. Así que necesitamos un coche más rápido, así de simple".

Una desventaja que no ha hecho decaer el ánimo de los heptacampeones, ya que el director de ingeniería de Mercedes en pista adelanta que ya están trabajando duramente al sur de Northamptonshire para llevar a la pista importantes mejoras que eleven la velocidad de la flecha de plata: "Tuvimos algún año difícil en las últimas temporadas, esto no nos es ajeno y es con lo que tenemos que trabajar. Somos dos equipos que parecen estar muy igualados en este momento. Creo que va a ser un año difícil. No hay duda de que Red Bull funciona muy bien. Es un equipo muy centrado, que no comete muchos errores. Max es claramente un piloto muy maduro, muy inteligente y es difícil, y siempre evolucionan bien. Han demostrado desde hace muchas temporadas que tienen la capacidad de mejorar mucho el rendimiento del coche. Así que, independientemente del punto de partida, este no va a ser un campeonato fácil. Va a estar muy reñido y no vamos a renunciar a él. Y ellos te van a decir lo mismo".