SUPERBIKE

Rea hace que todo siga igual

El norirlandés dominó la jornada de test de SBK en Montmeló en el que se vio a la Honda de Leon Haslam, compañero de Bautista, segunda y un poco más cerca que el año pasado.

Rea hace que todo siga igual
David Clares Pozo y Jairo Díaz WorldSBK

El dominio de Rea va a ser uno de esos que va a costar cambiar. El norirlandés ya ha lanzado el primer aviso a sus rivales de que no se conforma con seis títulos mundiales y dominó la jornada de test del Mundial de Superbike en Montmeló. Un entrenamiento en el que se juntaron todos los gallos de la categoría, campeón y aspirantes. Y el campeón es el que ha dado primero, con un crono de 1: 40.793, mejor que el récord de la pista y que él mismo estableció el año pasado en un 1:41.619, aunque la nueva curva 10 del trazado catalán ayuda, ya que es una variante sensiblemente más veloz que la anterior.

Por detrás del de Kawasaki, un soplo de confianza para Honda con el 1:40.900 de Leon Haslam, compañero de Bautista en el equipo oficial del ala dorada. El talaverano acabó undécimo con crono de 1:41.950 a un segundo de la otra CBR, aunque es necesario señalar que ambos completan el mismo programa de trabajo con especial atención en electrónica y frenado pero que el español rueda lastrado físicamente, por una reciente caída mientras entrenaba en motocross. Pero volviendo a las posiciones de cabeza, el top-5 estuvo ocupado por cinco motos de cinco fábricas distintas: la Ninja de Rea, la CBR de Haslam, la Yamaha R1 de Garrett Gerloff, la Ducati Panigale Scott Redding de y la BMW S1000RR de Tom Sykes, todos ellos separados por 0,4 segundos únicamente.

En cuanto al resto de los españoles, Isaac Viñales ha debutado probando dos versione de la Kawasaki, la 2020 y la de 2021 con el 17º tiempo (1:42.923), justo por detrás de Tito Rabat, que ha estrenado decoración en su Ducati (16º, con 1:42.819).