F1 | BAHRÉIN | LIBRES 2

Sainz está en la pelea

El madrileño se estrena con el cuarto mejor tiempo para Ferrari, a tres décimas de Verstappen. El Red Bull, favorito ante Mercedes. Alonso, lejos: 15º.

Bahréin

Los pilotos pueden ser simpáticos, joviales, incluso guapos, pero tienen que ser rápidos. Carlos Sainz fichó hace 10 meses por Ferrari y ha tenido tiempo para elaborar respuestas sobre la ilusión que le supone vestirse de rojo, el orgullo de formar parte de la leyenda del Cavallino y demás fanfarrias propias del momento. Pero ahora se acabaron las charlas, este viernes empezó la competición en Bahréin, y el madrileño está donde tiene que estar: firmó el cuarto mejor tiempo del día en Sakhir a sólo tres décimas del Red Bull de Verstappen y a 45 milésimas del Mercedes de Hamilton. Entre los pilotos que se van a disputar el top-3 este fin de semana. Simplemente, lo que se esperaba de él. Un estreno a la altura de Ferrari. 

Desde el garaje se habla de un comienzo positivo, Sainz sigue acostumbrándose a las maneras de su monoplaza y apurando las últimas centésimas en la frenada, uno de los puntos calientes a reforzar. El SF21 ha dado una grata sorpresa en la primera jornada de entrenamientos de 2021 mostrándose como un monoplaza muy a tener en cuenta junto con McLaren, los dos ‘outsiders’ que intentan colarse en la pelea de Red Bull y Mercedes. Delante, manda Mad Max y es el favorito para lograr la pole este sábado, porque Hamilton y Bottas no fingen las tres décimas de desventaja a una vuelta (en tandas largas están delante). Otra cosa es que las resuelvan en las próximas horas, que todo puede ser.

Norris firmó el segundo mejor crono a una décima del holandés, luciendo un MCL35M al que le ha sentado mejor de lo esperado el cambio al motor Mercedes. Pero Ferrari está con ellos y se puede discutir cuál es el tercer coche ahora mismo. Entre los novatos, Sainz superó con una décima de margen el mejor tiempo de Ricciardo. Entre los veteranos, el tiempo de Leclerc no cuenta porque sobreviró, abortó su intento y no encontró las mismas sensaciones con las gomas usadas. En cuanto a Pérez, muy confiado, no se acercó a Verstappen. En ritmo de carrera será otra cosa, y más con su habilidad para cuidar de los Pirelli.

Alpine y Alonso todavía están lejos

La lectura del viernes de Alpine es más bien negativa. Emplearon el primer libre “como día de test”, según su CEO, Laurent Rossi, para trabajar con tres paquetes aerodinámicos diferentes. La explicación está bien, pero al gran premio hay que llegar con los deberes hechos. Ya en la segunda sesión, Ocon situó al Renault undécimo y Alonso no pasó del 15º. Aunque la parrilla se comprime de forma exagerada, es un hecho: el asturiano acabó a menos de un segundo del mejor tiempo, eso el año pasado le habría valido para un top-10.

Despierta dudas el coche heredero de Renault y desde el garaje tendrán que encauzarlas en las próximas horas para separarse de los Alfa Romeo (Raikkonen protagonizó un leve accidente) y destacarse en el grupo de Alpha Tauri y Aston Martin. Estos, a su vez, un paso por detrás de Ferrari y McLaren. Aunque en pocas horas, durante la clasificación, se destaparán las últimas incógnitas de una temporada que se presume apasionante. Si acaso, una conclusión: con una hora de entrenamientos en lugar de 90 minutos, la actividad en pista se condensa y desaparecen los tiempos muertos. Parece una buena decisión.