FÓRMULA 1

"Barcelona, mejor que Bahréin para hacer la pretemporada"

Sainz y Pérez explican los pros y contras de haber celebrado los test en Bahréin. "La pista cambió demasiado de la mañana a la tarde", dice 'Checo'.

"Barcelona, mejor que Bahréin para hacer la pretemporada"
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Bahréin no acogía unos test de pretemporada de F1 desde 2014, cuando se repartió con Jerez los entrenamientos oficiales. Desde 2016 esas pruebas correspondieron al Circuit de Barcelona-Catalunya de forma exclusiva y así estaba previsto también en 2021, hasta que la cancelación del GP de Australia abrió la puerta a unos entrenamientos en el golfo Pérsico previos a la primera carrera del año, también en Sakhir. Los equipos ya analizan los datos recogidos y AS ha consultado a dos pilotos su opinión sobre el cambio de sede.

Para Carlos Sainz, "Barcelona es un mejor circuito de test que Bahréin”. “Lo he echado un poco de menos, es el circuito en el que estoy acostumbrado a sentir los coches de F1, porque siempre se han hecho allí todos los test (desde que Sainz es piloto de F1), es donde más experiencia tengo para comparar monoplazas, puntos positivos y negativos". También influye la morfología del circuito, "tiene todo tipo de curvas", mientras que en Sakhir abundan las rectas y las curvas lentas, pero hay menos variedad de curvas rápidas y de media velocidad.

La climatología jugaba a favor del desierto, aunque la tormenta de arena recordó a la nevada imprevista de Barcelona en 2018. "No esperábamos la tormenta de arena, en Bahréin hace mucho viento y te complica las cosas, y por el día hace mucho calor, el asfalto es muy abrasivo en las gomas y eso complica los test. Con tanta degradación, haces una vuelta con las ruedas nuevas y no puedes volver a tirar, porque vas un segundo más lento con estas Pirelli. En Barcelona, desde que cambiaron el asfalto no es tan abrasivo. Lo echo un poco de menos, pero Bahréin es un buen circuito de test y carreras. ¿Tan bueno como Barcelona? Yo creo que no", resume a este diario el piloto de Ferrari.

Para Sergio Pérez, de Red Bull, la clave para decantarse a favor de Bahréin está en que permite aplicar todos los conocimientos obtenidos en la carrera de la próxima semana. "Lo difícil en Bahréin es cómo cambia la pista de la mañana a la tarde, la temperatura baja unos 15º y es mucho, además el viento es alto durante el día. Es una pista complicada para test, aunque pienso que Barcelona también tiene este problema de la temperatura, las primeras tres horas del día están perdidas con el frío, y luego si llueve…", advierte Checo. "Al final, en esta parte del año es difícil encontrar un buen circuito para hacer test. Lo positivo en Bahréin es que tienes la carrera a las dos semanas, eso ayuda a los equipos para tener mejores referencias", concluye.