MOTOGP

Lorenzo: "Para mí es una especie de juego y me divierte"

El mallorquín habla para AS de la última polémica en redes sociales con Miller y Aleix, quitando trascendencia a la cuestión y explicando las razones.

Lorenzo: "Para mí es una especie de juego y me divierte"
GORKA LEIZA DIARIO AS

Jorge Lorenzo ha atendido a AS para explicar la enganchada que tuvo ayer en las redes sociales con Jack Miller y Aleix Espargaró a raíz de un comentario suyo con el que decía que él ya había advertido que Cal Crutchlow, su sustituto como probador en Yamaha, se iría al suelo. He aquí su punto de vista de una historia que él se toma como "un juego".

-¿Cómo se mete en el jardín que se metió ayer y qué sabor le dejó engancharse con Miller y Aleix?

-Primero de todo, cuando yo contesto a alguien en las redes sociales, no le doy la importancia que los demás le dan. (Sonríe). Para mí esto es una especie de juego e incluso me divierte. Hice un comentario por la caída de Crutchlow, porque se dio un poco lo que puse en Instagram hace unos meses, y graciosamente puse ‘I told’ (lo dije). Luego, dos pilotos que por alguna razón me tienen más cruzado, entre comillas, como es el caso de Miller, por lo que pasó en 2019, cuando estuvo a punto de quedarse sin sitio en Ducati, y Aleix, que por algunas razones que prefiero conservar en privado me tiene un poco cruzado, aprovecharon esta ocasión para, con la excusa de defender a otro piloto, contestarme. Tú me conoces y, cuando alguien se mete conmigo, no va en mi personalidad quedarme callado y le respondí.

-¿Pero no mide la repercusión que usted tiene? Habla de que para usted es un juego, pero luego nos hacemos eco de ella la Prensa…

-Yo siempre he defendido que me gustaría un mundo en el que la gente dijera lo que piense. Eso es lo que intento ser yo. Siempre he admirado a la gente que es así y siempre he querido ser así. Antes era así, pero tenía que tener cuidado porque representaba a muchísimas marcas, empezando por la que me daba la moto y acabando por el último patrocinador. Ahora que represento a muchísimas menos marcas y no tengo que dar explicaciones a nadie, pues más aún soy yo mismo y digo lo que pienso. Creo que no es nada malo decir lo que uno piensa, ser directo, y cuando alguien intenta desprestigiarte o hablar mal de ti pues hay que pararle los pies y decirle que, si va por ese camino, tiene también consecuencias. Es mi mentalidad.

-¿No le preocupa que pueda haber también contestación por parte de Crutchlow, que tenga que contestarle y que esto se alargue?

-Bueno, si eso ocurre tendré que decidir si contesto o no, pero ya digo que para mí no es tan importante como mucha gente cree que lo es. Es una especie de juego y algo que me divierte. Si llega el caso, ya veremos qué hago, pero ahora mismo estoy feliz y llevando una vida que me encanta. A veces suceden estas cosas y, para lo bueno y para lo malo, yo soy Jorge Lorenzo y siempre he tenido esa virtud o ese defecto de decir lo que pienso.

-Ahora que está a punto de empezar otra temporada, ¿le entra más nostalgia en estas fechas el no estar ya en la parrilla?

-No volvería para atrás. Ahora que puedo vivir cosas que no había podido vivir hasta ahora, y que me encantan, creo que tomé la decisión correcta. Sí que es verdad que, si hubiese seguido luchando por ganar carreras y mundiales, ahora estaría todavía compitiendo. Si no hubiese tenido la lesión de Assen en 2019, el año pasado habría corrido para Honda y quién sabe, con lo que le sucedió a Márquez, cómo hubieran cambiado las cosas. Pero no pierdo un segundo en pensar lo que me podía haber pasado, porque también me podían haber pasado cosas peores y cosas mejores. En general, estoy satisfecho con lo que logré y no le doy muchas vueltas a la cabeza.

-¿Qué futuro le augura a Pol con la Honda? El primer día se quedó a 1.2 y el segundo a 0.7 y duodécimo.

-Es un muy buen debut. Está justo por delante de Nakagami y de Álex, lo que es muy buena señal para él y para Honda, porque demuestra que le gusta la moto, que no va a tener problemas de adaptación, y luego es cuestión de ir acercándose poco a poco a los tiempos. Yo siempre he considerado a Pol un piloto muy rápido y muy agresivo y, por lo que yo viví en Honda, parece que hay que tener ese estilo para ir rápido con esa moto. Ojalá, por el bien de él y de Honda, se adapten bien como parece que así está siendo. Sólo es un test y cada circuito es un mundo, pero terminar a siete décimas en el primer test está muy bien.

-Gracias por atender a AS y le deseo que siga feliz.

-Igualmente.