FÓRMULA 1

Una reunión decisiva

La Comisión de la Fórmula 1 decide hoy sobre cuestiones importantes para el futuro próximo del Mundial: congelación de motores, carrera al sprint...

Pit lane durante la clasificación del GP de Rusia.
KIRILL KUDRYAVTSEV REUTERS

Antes de poner los motores en marcha, hay que sentarse y decidir, y eso es lo que hará este jueves la Comisión de la Fórmula 1 en una reunión que se antoja trascendental para el futuro inmediato del campeonato. FIA, FOM, los diez equipos de la parrilla, promotores de los grandes premios y otros representantes que forman parte de este órgano tratarán importantes cuestiones que, entre otras cosas, pueden condicionar la continuidad de Red Bull en el Mundial o estrenar formato en algunas carreras de esta misma temporada.

Respecto a lo primero, lo que más preocupa a la escudería energética es la opción de congelar el desarrollo de las unidades de potencia desde 2022 y hasta 2026, cuando está prevista la llegada de una nueva generación de motores. A los de Milton Keynes les interesa que así sea para poder seguir utilizando los propulsores de Honda durante esa etapa una vez que los suministradores nipones abandonen la F1 cuando esta temporada llegue a su fin. Para ello, necesitan el apoyo de una mayoría simple (seis de las diez escuderías).

Y, sobre lo segundo, el que ha llevado la voz cantante no ha sido otro que Stefano Domenicali, el nuevo CEO de la F1, que entra en su puesto con la idea de modernizar el formato de los grandes premios. Una vez descartada la parrilla invertida sobre la que tanto se discutió los últimos años, el italiano centra el tiro en introducir en la jornada del sábado una carrera corta, al sprint, que también otorgue puntos, con la que pretende aumentar la emoción y el espectáculo. La intención es aprobarla y probarla en tres fines de semana ya este año (se barajan Canadá, Italia y Brasil).

Además, hay otras dos cuestiones a tratar que también tienen su importancia, como el país que reemplazará a Vietnam en el calendario de 2021, con todas las papeletas puestas en la urna de Portugal y su circuito de Portimao que tan buenas sensaciones dejó el año pasado en una de las mejores carreras. La otra, es un tema más técnico, la supresión de lo que se denomina 'Prescripción del Diseño de Componentes', que integra una serie de partes del coche reguladas por la FIA como una medida para ahorrar costes y que no acaba de convencer. La Comisión tiene trabajo.