F1

La revolución que viene en la F1

Stefano Domenicali está estudiando nuevos modelos que complementen a las nuevas reglas y aumenten, todavía más, el espectáculo sobre el asfalto.

La F1 del futuro

2021 era el año señalado en rojo por Liberty Media para reenganchar a los aficionados y pilotos al Gran Circo. La nueva generación de monoplazas, más simplificados a nivel aerodinámico, difusor o fondo plano para mejorar su frenada, estabilidad y paso por curva, un techo presupuestario de 145 millones de dólares (121 millones de euros) o la limitación de pruebas en el túnel del viento y CFD (Dinámica de Fluidos Computacional) eran algunas de las grandes esperanzas de Liberty Media para mejorar la competencia en la pista y crear un modelo comercial más saludable y fuerte. Hasta la llegada de la pandemia del coronavirus.

La COVID-19 obligó a la compañía americana a posponer a finales de marzo del año pasado la llegada de esta nueva concepción de coches hasta el 2022, en un intento por minimizar la crisis económica que el virus estaba provocando en las arcas de los equipos. Un tiempo extra que Stefano Domenicali está aprovechando para estudiar nuevos modelos que complementen a las nuevas reglas y aumenten, todavía más, el espectáculo sobre el asfalto.

Una carrera al sprint los sábados, nueva idea de Liberty Media

En esta línea, Domenicali asegura en la página web oficial del campeonato que la idea de la parrilla invertida ha sido descartada por completo, al tiempo que confirma que está negociando con las escuderías realizar durante la jornada del sábado una carrera al sprint: "La idea de la parrilla invertida se ha acabado. Eso es algo que os puedo comentar. Es importante pensar quizás en nuevas ideas para ser más atractivos o interesantes, pero no tenemos que perder el enfoque tradicional de las carreras. Creo que lo aprendimos cuando cambiábamos el formato de clasificación cada dos por tres y fue algo que nos ha quemado los dedos. Tenemos que evitar eso, y creo que ahora el formato es bastante estable. Lo que estamos estudiando es cuál podría ser el planteamiento de la denominada carrera sprint los sábados. Estamos pensando si esto podría probarse ya este año. Hay discusiones en curso con los equipos, y creo que tal vez esto podría ser el único elemento que podría ser interesante".

Por otro lado, el dirigente italiano insiste en la necesidad de otorgar mayor protagonismo a los jóvenes pilotos para favorecer su llegada a la competición: "Tenemos que volver a prestar atención a los novatos, a los verdaderos novatos. Hoy tenemos menos pruebas, así que necesitamos crear oportunidades para que estén en pista, no solo en los entrenamientos libres como ya está escrito en el reglamento. Tal vez podamos crear buenos eventos, destacando el hecho de que tenemos que centrar la atención en los novatos. Tenemos un buen número de jóvenes pilotos que ya están en la Fórmula 1, pero no debemos impedir que eso continúe pasando".

"La hibridación es un gran camino y tendrá un gran futuro en la Fórmula 1", "Todos necesitamos que Ferrari sea competitiva" o "Tal vez tengamos que volver a un número menor de carreras, con la posibilidad quizá de rotar ciertos grandes premios", son algunos de los titulares que Stefano Domenicali ha dado en el último mes como CEO de la Fórmula 1 tras reemplazar de este cargo a Chase Carey el pasado 1 de enero. Mensajes que trazan, de forma muy clara, las líneas maestras del Mundial a corto y medio plazo. Un ilusionante porvenir donde Carlos Sainz y Fernando Alonso esperan ser los más listos de la parrilla para ondear de nuevo la bandera española en lo más alto de los trazados.