FÓRMULA 1 | ECCLESTONE

"Le hubiera dicho a Hamilton: aceptas esto o lo dejas"

"¿Hasta dónde puede llegar la influencia de un piloto dentro de un equipo?", se pregunta el antiguo jefe de la F1, que opina que "todos son reemplazables".

Bernie Ecclestone junto a Lewis Hamilton durante la temporada 2015.
MAX ROSSI REUTERS

Cada vez está más cerca el momento en el que el mayor campeón de la época actual de la F1 estampe su firma en un nuevo contrato que le mantenga unido al equipo que le ha dado las herramientas para serlo. Un momento, el de la renovación de Hamilton con Mercedes, que todo el mundo da por hecho, pero que a menos de un mes de que se presente el W12 aún no se ha producido. Sin embargo, ambas partes van cediendo para llegar al acuerdo: Lewis acepta una menor duración (un año con opción a otro) y Mercedes, un veto a futuros compañeros.

Mientras continúan las conversaciones entre ambas partes, la negociación se ha convertido por derecho propio en el auténtico culebrón invernal del Mundial sobre el que muchos dan su opinión. Uno de los últimos en hacerlo, Bernie Ecclestone, que se pregunta "¿hasta dónde puede llegar la influencia de un piloto individual dentro de un equipo?". Él se lo "habría dejado muy claro a Lewis" en caso de ser su jefe: "Aceptas lo que te ofrecemos ahora o lo dejas. Todos son reemplazables. Solo una persona decide quién conduce aquí, ¡y ese soy yo!".

El antiguo mandamás hubiera impuesto su mano dura con Hamilton, como intentó hacer en Brabham cuando era su propietario, aunque al final no le dejaron… Así lo recuerda en 'F1-Insider.com': "En 1983 fuimos campeones con Piquet. Tuve que decidir quién conduciría junto a él en 1984. Hicimos una prueba extremadamente buena con un joven piloto brasileño llamado Ayrton Senna. Yo le quería. Cuando Nelson se enteró, se molestó mucho y reaccionó como un niño desafiante. No le quería, reconoció su potencial, pero no me importaba".

"Nuestro patrocinador principal, Parmalat, se negó a tener dos brasileños. Sopesé todo con cuidado: al final, la paz en el equipo era más importante para mí. Pero como yo también era el director de la Asociación de Constructores, me aseguré de que Senna consiguiera un trabajo en otro lugar, con Toleman. Sabía que iba a ser la futura superestrella, así que tenía muchas ganas de verle en la F1", añade Bernie, que tuvo que ceder en sus intenciones. ¿Seguro que habría sido diferente con el único hombre capaz de igualar a Schumacher?