F1

Duro revés de Mercedes, Ferrari y Renault al órdago de Red Bull

"El acuerdo que teníamos desapareció repentinamente", asegura Marko. La votación sobre la congelación de los motores se ha pospuesto al 11 de febrero

Red Bull se enfada con Mercedes, Ferrari y Renault
@redbullracing

Congelamiento de las unidades de potencia en 2022 o adiós al Mundial de Fórmula 1. Este fue el órdago que Red Bull lanzó a la FIA y Liberty Media a finales de octubre una vez conocida la decisión de Honda de abandonar el Gran Circo a finales de año por las nuevas tendencias de la industria del automóvil hacia la electrificación y la crisis mundial que ha provocado la pandemia del coronavirus.

Una vía de presión que hacia indicar que este lunes iba a conseguir el objetivo previsto por la escudería de Milton Keynes. Si bien quedaba por conocer el dictamen de los dirigentes de Alpine, Mercedes y Ferrari, ya habían expresado su conformidad a esta medida siempre y cuando la competición adelantase una temporada, de 2026 a 2025, la llegada de la nueva generación de motores híbridos, a costa incluso de renunciar a incrementar un 30% la presencia de etanol sostenible en sus propulsores.

Sin embargo, horas antes de la reunión en la que la Comisión de la Fórmula 1 debía aprobar esta norma, alemanes, italianos o franceses rompieron la alianza, provocando que la marca austriaca deba comenzar de nuevo las negociaciones para intentar alcanzar un pacto antes del 11 de febrero: "El acuerdo que teníamos el viernes desapareció repentinamente el lunes. Ahora hay más conversaciones y negociaciones", revela Helmut Marko en 'Motorsport-Magazin'.

Un contratiempo que ha provocado el enfado del responsable y asesor de competición de la empresa de bebidas energéticas, ya que a diferencia del resto de la parrilla, Red Bull tiene paralizadas en gran medida las pruebas en el túnel del viento y CFD que este mes de enero iban a realizar los técnicos en la fábrica del condado de Buckinghamshire con el monoplaza de 2022. "No es un pensamiento equivocado que la competencia está ganando tiempo para perjudicarnos".